La sexta ola se cobra la vida de 74 personas en Baleares, menos de la mitad que hace un año. | T. Ayuga

8

La sexta ola de coronavirus en Baleares comienza, a la espera de ver cómo afectan a la incidencia las fiestas de Sant Antoni y Sant Sebastià, a aproximarse al tan ansiado pico habiéndose cobrado la vida de 74 personas, cuatro de ellas notificadas en el último día por el Servei de Salut al Centro de Alertas y Emergencias Sanitarias. La cifra de decesos, acumulada entre el 1 de diciembre de 2021 y este 20 de enero, representa casi un 60 % menos de los 189 fallecidos que hubo en el mismo período del año pasado, coincidiendo con la ola de la pandemia más grave. Con esta última actualización de las cifras diarias, ya son 1.107 las personas que han perdido la vida con coronavirus desde que se iniciara la crisis sanitaria de la COVID-19.

Según los datos facilitados este jueves por la Conselleria de Salut, el número de casos diarios vuelve a situarse por encima de los 3.600 casos, concretamente, 3.693. La incidencia a 14 días se sitúa en los 3.200 casos por cada 100.000 habitantes, una cifra cuatro veces mayor que las que se manejaban en las mismas fechas del año pasado, cuando se mantenía sobre los 714. La incidencia a siete días se encuentra en los 1.334 casos por cada 100.000 habitantes.

Respecto a las cifras en los hospitales, este jueves permanecen ingresados en planta COVID un total de 367 personas, nueve más que el día anterior, y otros 89 requieren atención en UCI, tres más que este miércoles. En cuanto a Atención Primaria, el número de casos activos que se manejan asciende hasta los 62.037.

En cuanto a la vacunación, un 83,6 por ciento de la población de Baleares ya cuenta con la doble pauta de vacunación contra la COVID.