Modernización. La estructura también cuenta con importantes avances en seguridad del paciente y cada quirófano tiene un espacio propio de pre-anestesia. | R.L.

Clínica Rotger ha renovado su área quirúrgica que cuenta con la más alta tecnología y las técnicas más avanzadas. Las instalaciones ubicadas en la tercera planta de la clínica incluyen cinco quirófanos de cirugía de alta complejidad; cuatro quirófanos de cirugía mayor ambulatoria sin ingreso, dos salas de Endoscopia y la Unidad de Obstétricia con cinco paritorios individuales, bañera de dilatación, sala de reanimación para la madre y el bebé y quirófano exclusivo de cesáreas. En un espacio completamente renovado, se distribuyen los cinco quirófanos polivalentes.

Los más grandes tienen más de 55 metros cuadrados útiles y totalmente equipado, por ejemplo, con neuronavegación avanzada, sistemas de radiodiagnóstico, los más avanzados equipos de anestesia y todos los avances tecnológicos en laparoscopia, con sistemas 3D y resolución 4K que mejoran la precisión en Cirugía Endoscópica, Urología, Traumatología u Otorrinolaringología y, fluorescencia, que fija de forma diferenciada las partes tumorales para su mejor identificación.

Todas las salas son quirófanos integrados inteligentes que cuentan con tres pantallas que permiten el manejo de los elementos de la sala desde un monitor táctil, la supervisión constante del control ambiental y la consulta inmediata de cualquier imagen o video relativo a pruebas radiológicas realizadas al paciente, así como información de su historia clínica. Además, se ha incorporado un sistema de cámaras integradas que permiten retransmitir en streaming a cualquier parte del mundo.