La coordinadora de Ciudadanos en Baleares, Patricia Guasp, a las puertas del parlament en una fotografía de archivo. | Jaume Morey

0

La coordinadora de Ciudadanos (Cs) Baleares y portavoz de la formación en el Parlament, Patricia Guasp, ha considerado que «la música suena bien» en la nueva ley turística balear, pero ha advertido que falta «conocer la letra». Cabe recordar que la presidenta del Govern, Francina Armengol, presentó este lunes, en Madrid, los detalles de esta nueva ley autonómica de turismo que, entre otras medidas, incluye obligaciones como las camas elevables para evitar enfermedades laborales de las camareras de piso o la implantación de sistemas de ahorro de agua. «A falta de conocer toda la partitura, la música suena bien, pero tenemos que conocer la letra. No sólo la letra pequeña, sino conocer un anteproyecto de ley que todavía no ha sido expuesto a opinión pública ni se ha tramitado a través del Parlament», ha señalado Guasp.

Noticias relacionadas

La coordinadora de la formación en las Islas ha pedido «que se disipen las dudas» con respecto a las ayudas que se darán para que el sector pueda cumplir con las obligaciones que contempla esta nueva ley. «El conseller Negueruela se limitó a decir que todas estas obligaciones llevarán aparejadas ayudas, pero no concretó. No sabemos si será con incentivos fiscales o con la financiación europea y ayudas directas», ha indicado. Guasp ha insistido en el apoyo de Cs a la economía circular y a la necesidad de avanzar en la transición turística «para conseguir más sostenibilidad y más competitividad». «Queremos que Baleares sea líder en circularidad y apostamos por un crecimiento inclusivo, inteligente y sostenible. Para ello, es necesario transformar y modernizar el sector turístico y nuestro modelo productivo», ha destacado.

Con todo, ha recordado que esta transición turística se debe de hacer «poniendo en valor el liderazgo y la relevancia que tiene el sector turístico balear en el mundo entero». También ha remarcado la oportunidad que representan los fondos europeos y la necesidad de que el sector privado y empresarial esté implicado en los proyectos. Finalmente, Guasp ha solicitado «no sólo poner el foco en condiciones laborales», sino apostar por la formación continua, la especialización y la innovación.