La consellera Patricia Gómez, en rueda de prensa. | CAIB

19

El Govern y diversos ayuntamientos de las Islas han realizado 21 visitas a locales en los que se celebraba la revetla de Sant Antoni y ha cerrado cuatro de estos establecimientos por incumplimiento grave de la normativa COVID-19. Durante la noche del domingo se han realizado 21 actuaciones que han motivado la apertura de 9 actas por incumplimientos en Artà, sa Pobla, Muro, Pollença, Sant Llorenç y Manacor.

Noticias relacionadas

La consellera de Salut, Patricia Gómez, ha hecho una llamada a la responsabilidad de los ciudadanos y ha lamentado algunas aglomeraciones «casuales», como las que han visto en la plaza de sa Pobla. Ha recordado que los ayuntamientos han actuado con prudencia al decidir la suspensión de las fiestas.

«Los ayuntamientos deben velar para el cumplimiento de estas medidas», ha recordado Gómez, que ha insistido en apelar a a responsabilidad ciudadana. Gómez ha recordado que la variante ómicron se transmite con muchas más facilidad si no se lleva mascarilla, por eso ha alertado de que es muy fácil que una persona asintomática que no sabe que está enferma canta o gruita cerca de los demás. «Es importante mantener mascarilla y distancia», ha insistido.