A pesar de los accidentes mortales registrados este año, baja el número y la frecuencia de los sinestros en la Vía de Cintrura. | Marcelo Sastre

86

En lo que llevamos de año se han registrado un 39 % menos de accidentes que en 2020 en la Vía Cintura de Palma. Eso a pesar de que el año pasado, durante los meses más duros del confinamiento, cayó el número de vehículos en circulación. La bajada en los datos de siniestralidad en esa vía «ha sido posible por la reducción de la velocidad a un máximo de 80 kilómetros por hora en la MA-20», explicó el conseller insular de Movilidad, Iván Sevillano. La limitación de la velocidad se implantó el pasado mes de febrero y según el Consell de Mallorca se ha mostrado «infalible».

Pero a pesar de las buenas cifras en la reducción del número de accidentes, se han contabilizado cuatro accidentes mortales durante el 2021. Según datos de la DGT, dos de esas víctimas mortales fueron peatones que el pasado verano intentaron cruzar andando la Vía de Cintura y fueron atropellados por dos turismos. Los otros dos accidentes mortales registrados este año corresponden a dos motoristas que circulaban a gran velocidad. Los cuatro accidentes mortales que han tenido lugar en los últimos meses en la MA-20 son los primeros que se contabilizan en la Vía Cintura desde el 2017.

En el cómputo global de accidentes, «si comparamos las cifras de siniestralidad en la MA-20 de 2021 con las del 2019, cuando no hubo confinamientos y las cifras de circulación por carretera pueden calificarse de normales, la bajada en siniestralidad llega al 70 %», subrayó Iván Sevillano. Según los datos aportados por el Consell de Mallorca, en 2018 se produjeron 173 accidentes con víctimas y en 2017 se contabilizaron 226 siniestros. Unas cifras que «contrastan con los 52 accidentes que se han producido durante los 11 últimos meses y sirven para constatar que la limitación de la velocidad funciona y sirve para bajar la accidentalidad», remarcó el conseller insular Iván Sevillano.

En ese sentido el responsable de las carreteras de Mallorca recordó que «la medida de limitar la velocidad en la vía cintura ha conseguido sus objetivos y además de reducir los accidentes también hemos conseguido bajar la contaminación sonora y ambiental». En ese sentido las últimas mediciones sonoras que el Consell de Mallorca ha hecho en el entorno de la Vía Cintura «indican que al reducir la velocidad, hemos conseguido bajar cinco decibelios el ruido que generan los vehículos al circular», explicó Iván Sevillano. De esta forma, si antes de imponer el límite de 80 km/h los sonómetros captaban 67 decibelios, ahora los registros indican que el volumen del ruido de los motores ha bajado hasta los 62 decibelios. «Eso nos permite situarnos dentro de los límites que recomienda la Organización Mundial de la Salud, que pone el límite en los 65 decibelios», indicó el conseller insular de Movilidad, Iván Sevillano.

En relación a las emisiones de dióxido de carbono y de humo, el Consell de Mallorca ha instalado cinco nuevos medidores de contaminación a lo largo de la MA-20.«Aún no disponemos de datos que nos permitan comparar los posibles cambios en los niveles de humo pero los tendremos durante el próximo año», aclaró Sevillano. Aún así, en los estudios previos a la implantación del límite de velocidad de 80 kilómetros por hora en la Vía Cintura, se indicaba que con la implantación de la medida las emisiones podrían bajar un 30%.

Punto de vista
Germà Ventayol

A 60 km/h

Germà Ventayol

Reducir la velocidad tiene un impacto inmediato en la siniestralidad, un principio que al responsable de Mobilitat, Iván Sevillano, le hace enorgullecerse al comprobarlo empíricamente. Enhorabuena. Dicho esto, le invito a que se esmere en dar más fluidez y seguridad al tráfico rodado; tarea que también entra entre sus competencias. Por último, los problemas no se resuelven poniendo inconvenientes, inténtelo aportando soluciones. Gracias.