El tiempo seguirá siendo desapacible los próximos días. | Jaume Morey

4

Varios frentes asociados a la borrasca Barra afectarán a Mallorca en los próximos días, por lo que el tiempo desapacible está garantizado. La delegada de la Agencia Territorial de Meteorología (Aemet) en Baleares, María José Guerrero, ha precisado que este martes será un día de tregua, ya que el cielo estará poco nuboso, aunque por la tarde ya aparecerán algunos intervalos nubosos. Las temperaturas subirán y se pueden registrar 18º de máxima; lo normal en esta época del año son 16,5º.

El miércoles, festividad de la Inmaculada, un frente frío procedente de la Península barrerá la Isla. Al ser un frente seco, las precipitaciones serán ocasionales, aunque por la noche pueden ser en forma de granizo. La cota de nieve estará en los 1.000 metros de altura, pero no se esperan nevadas importantes. Guerrero ha destacado que el gran protagonista de la jornada será el viento, motivo por el que se ha activado alerta amarilla por fuertes rachas de viento: se alcanzarán los 70-80 km/h y en las cumbres y cabos se puede llegar a los 100-120 km/h. También hay aviso amarillo costero, por olas de hasta tres metros de altura. «Será un día desapacible por el viento», ha manifestado.

El jueves ya habrá pasado el frente, pero continuarán el aire frío y el viento fuerte; se mantendrán las alertas costeras y por rachas. Además, puede haber lluvias ocasionales y dispersas. La cota de nieve sube hasta los 1.400 metros de altura. Las temperaturas máximas serán de 15º-16º. La delegada de la Aemet ha informado que el viernes llega otro frente, que dejará algunas precipitaciones, más probables en el norte de la Isla. El viento seguirá soplando con fuerza y se pueden alcanzar rachas de 80 km/h, que pueden llegar a los 100 km/h en las cumbres y cabos. «Hemos pasado a un mes de noviembre protagonizado por la lluvia, a un mes de diciembre protagonizado por el viento», ha concluido.