Aeropuerto de Palma. | Efe

11

Detectado en el aeropuerto de Palma un caso sospechoso de la nueva variante ómicron. Se trata de un pasajero procedente de Sudáfrica, que antes de llegar a Mallorca hizo escala en Frankfurt, y ha dado positivo en Son Sant Joan, según ha podido confirmar Ultima Hora. Al proceder el pasajero de un país de riesgo, decretado así por el Gobierno de España, se ha activado el protocolo previsto para estos casos. Ahora será el Laboratorio de Microbiología de Son Espases el encargado de confirmar si se trata del primer caso de la cepa sudafricana detectado en Baleares.

Según han informado desde la Conselleria de Salud, se trata de una pareja que hizo escala en Frankfurt donde, por protocolo y al proceder de Sudáfrica, se les realizó un test de antígenos que dio negativo, por lo que pudieron seguir hasta el aeropuerto de Palma, su destino final. Sin embargo, al llegar a Son Sant Joan y siguiendo el protocolo activado por Sanidad Exterior, en una segunda prueba de antígenos uno de los dos dio positivo en esta prueba por lo que ambos permanecen aislados a la espera del resultado de las PCR que sí que determinará la variante y cuyo resultado se espera que se conozca entre esta tarde y este jueves.

Noticias relacionadas

El pasajero afectado de COVID-19 presenta síntomas compatibles con la nueva variante. Según han informado desde la Conselleria de Salud, la pareja ha permanecido aislada desde que ha aterrizado y no ha circulado por la Isla. El protocolo previsto ahora señala que los viajeros procedentes de zona de riesgo deben realizarse una prueba diagnóstica si hacen escala en un país europeo. Si el resultado es negativo pueden continuar con el viaje y deberán someterse a otro test a su llegada al aeropuerto de destino. En caso de resultado positivo deberá guardar cuarentena de diez días, como cualquier positivo.

Según ya publicó este diario, ante la confirmación de una nueva variante, desde Microbiología de Son Espases se hacen secuenciaciones aleatorias para comprobar si hay presencia de esa cepa entre las pruebas diagnósticas (PDIA) positivas. Si, por contra, se trata de un caso sospechoso, como el que se trata, se busca si directamente la infección es por dicha variante.

Cabe recordar que la variante ómicron ya tiene presencia en España. Madrid ha confirmado en los últimos días al menos dos casos de personas que se infectaron de la nueva variante en Sudáfrica, dos ciudadanos que antes de llegar a Madrid hicieron escala en Amsterdam y que cuentan con la doble pauta de vacunación. Uno de ellos es asintomático y el otro presenta síntomas leves. Además en Cataluña hay varios casos que siguen en estudio, aunque hay una confirmación preliminar.