Francina Armengol en una intervención en el Parlament. Foto de archivo. | Jaume Morey

0

La presidenta del Govern balear, Francina Armengol, ha defendido este martes el modelo lingüístico de la educación en las islas, «que está pactado, consensuado y no tienen ninguna sentencia en contra». Armengol ha respondido así en el pleno del Parlament ante la petición de la portavoz de Ciudadanos, Patricia Guasp, para que el ejecutivo deje «de atacar el bilingüísmo» y de discriminar al castellano en el ámbito de la enseñanza. La presidenta ha subrayado que la reciente resolución del Tribunal Supremo que ampara una sentencia según la cual en los centros escolares de esa comunidad deben garantizarse un 25 % de las clases en castellano no tiene nada que ver con Baleares.

«No tenemos el mismo modelo», ha incidido la jefa del ejecutivo, que ha detallado que la enseñanza del catalán en las islas está regulada por el Estatuto de Autonomía, la Ley de Normalización Lingüística y el Decreto de Mínimos. También ha apuntado que la regulación de la futura Ley de Educación es fruto del diálogo y tendrá un amplio respaldo social y político. Guasp ha expresado su preocupación porque el Govern «no tome nota» de la decisión del Supremo respecto a Cataluña, porque establece que el castellano debe carácter de lengua «covehicular» en la educación en los territorios con dos idiomas oficiales, algo que no ocurre en Baleares. La líder de Cs ha pedido a la presidenta que apoye las enmiendas en este sentido que su grupo ha presentado al proyecto de Ley de Educación que se tramita en el Parlament.