Laboratorio de microbiología del hospital Can Misses. | Marcelo Sastre

3

La red centinela de gripe detectó este lunes el primer caso en Baleares de este año, cuando, «de momento no está llegando con fuerza», ha dicho la consellera de Salud y Consumo, Patricia Gómez, que ha destacado que «las medidas de seguridad para la COVID sirven también para la gripe». Gómez ha defendido que los planes de contingencia de los hospitales han dado «sobradas muestras de adecuación de recursos desde marzo del año pasado».

Lo ha hecho en respuesta a una pregunta de la diputada del PP Isabel Borràs en el turno de control al Govern en el pleno del Parlament. Borràs ha cuestionado que los recursos humanos, tanto en Atención Primaria como hospitalaria, estén adaptados a una posible epidemia de gripe unida a la sexta ola de COVID-19 y ha recordado que en la última campaña de vacunación de gripe no se alcanzó el objetivo de vacunar al 75 % de los colectivos de riesgo. La diputada popular ha pedido a la consellera medidas para mejorar la coordinación entre ámbitos asistenciales para asegurar la atención. Gómez ha defendido los planes de contingencia y la puesta en marcha de circuitos diferenciados para pacientes COVID en Atención Primaria, así como que entre la sanidad pública y la privada se puedan tener disponibles hasta 1.000 camas hospitalarias para pacientes COVID en planta y hasta 300 de UCI. Ha señalado que se evalúan permanentemente las necesidades de reforzar personal y «se mantienen los refuerzos» por lo que «no se han de sembrar dudas» y ha destacado que, a diferencia de otras comunidades que han suprimido los refuerzos de personal, Baleares los mantiene y contratará a unos 900 profesionales, y destinará más de 2.000 millones del presupuesto de 2022 a salud.

El diputado de Cs Juanma Gómez ha recordado a la consellera que todavía hay 160.000 personas no vacunadas contra la COVID en Baleares y ha preguntado si, visto lo pasado en olas anteriores y situaciones de crisis hospitalarias puntuales, el sistema sanitario balear está preparado para hacer frente a esta nueva situación. Gómez ha insistido en que se ha demostrado la capacidad de gestión y la fortaleza de la Atención Primaria y hospitalaria en esta comunidad, y ha recalcado que, aunque están aumentando los casos, con 87 pacientes hospitalizados y 25 en las UCI, «afortunadamente los hospitales tienen una situación bastante estable, salvo en Menorca donde es un poco más compleja». Ha insistido en la necesidad de mantener las medidas de prevención y la vacunación y ha recalcado: «El 18 % de personas no vacunadas suponen el 50 % de los ingresos». «Si todo el mundo estuviera vacunado, el impacto sería mucho menor, también en la economía», ha afirmado.

Cuando la diputada del Pi, Lina Pons, ha insistido en la preocupación que genera el aumento diario de contagios en Baleares, Gómez ha explicado que los expertos piensan que «probablemente la relajación que produce que haya tantas persona vacunadas hace que se relajen las medidas y haya más contagios». Ha apuntado que, en esta enfermedad, lo más difícil es que hay muchas personas asintomáticas que están transmitiendo virus y por eso son necesarias las medidas de seguridad.

Ha añadido que la vacuna ayuda a no transmitir la enfermedad pero no lo impide, y ha recalcado que la vacuna es eficaz porque protege a las personas de la enfermedad grave y de entrar en la UCI y estar hospitalizado en un porcentaje muy elevado. «El cumplimiento de las medidas de seguridad y la vacuna son las herramientas para luchar contra la pandemia», ha concluido.