Imagen de archivo. | Archivo

1

El Hospital Son Llàtzer ha restringido desde este lunes las visitas a los pacientes ingresados a un acompañante durante una hora por la mañana y por la tarde. Según han indicado desde el centro hospitalario a Europa Press, esta medida de contingencia ha sido tomada por el aumento de la incidencia de la COVID-19 en el conjunto de la comunidad. De hecho, el Hospital Son Espases ya tenía esta medida y, este lunes, la ha recordado a través de redes sociales.

Además, ha remarcado que como criterio general sólo puede haber un acompañante por paciente en las salas de espera de Urgencias y otras áreas. Ninguno de los dos hospitales han modificado su actividad quirúrgica, pero el Hospital Mateu Orfila, de Menorca, ha informado de que, desde este martes, suspende el 50% de su programación en los quirófanos por el incremento de ingresos.

En Can Misses (Ibiza), según han detallado desde fuentes de Salud, la situación es buena. Además, han explicado que cada hospital pone en marcha su propio plan de contingencia en función de la presión hospitalaria o el aumento de casos COVID en la comunidad.