Según los profesores, la falta de educación económica tiene efectos perjudiciales en la formación de los estudiantes. | Daniel Espinosa

14

¿Se imaginan una sociedad en la que sus ciudadanos fueran absolutos desconocedores de procedimientos y conocimientos tan necesarios para moverse en nuestro día a día como pueda ser pedir un préstamo, manejar las entradas y salidas de dinero para que no se desmadre el presupuesto personal, qué es la inflación o cuál es la razón por la cual pagamos impuestos? «De no corregirse esta situación, la reforma educativa hará que los alumnos acaben sus estudios obligatorios sin los conocimientos económicos y financieros» más elementales, fundamentales para sobrevivir en un mundo complejo en permanente cambio como el nuestro.

Así de tajantes se muestran los docentes de Economía en los colegios e institutos de Baleares, quienes alzan la voz contra el tratamiento de sus materias que prevé la LOMLOE, la llamada ley Celaá que a su vez modificó la ley orgánica educativa de 2006. Los últimos cambios en el marco normativo causan dudas en algunos sectores de la educación en las Islas, y los últimos en manifestar su protesta han sido estos profesionales, que lamentan que cada vez se reduce más su ámbito de enseñanza, y, por consiguiente, se corre el riesgo de fomentar el analfabetismo funcional en lo económico de los estudiantes de las Islas, los ciudadanos del futuro. En este sentido reclaman un movimiento por parte de la administración, que ya da signos de acuse de recibo.

Este pasado miércoles por la tarde una treintena de profesionales acudieron a la llamada de la Asociación de Docentes de Economía de Secundaria de las Islas Baleares (ADESIB). En este encuentro miembros de la junta expusieron la nueva situación, marcada por una reducción de estos contenidos, en comparación con la LOMCE, en lo que se refiere al currículo estatal. Una reducción que califican de muy significativa y que reserva básicamente las enseñanzas económicas y financieras a los niveles de bachillerato. En una comunidad como Baleares, con altas tasas de abandono escolar temprano, el efecto en los conocimientos y destrezas del alumnado puede ser devastador.

Algunos de los asistentes a la reunión posaron en una foto de familia.

Los profesores de Economía de Baleares piden ser escuchados y, de hecho, desde la Conselleria d'Educació ya se han comprometido a mantener una reunión con sus representantes, que ha sido fijada para el próximo 3 de diciembre. No se descartan movilizaciones o nuevas acciones en caso de que el encuentro no resulte fructífero, o al menos se plasme una clara sensibilidad con respecto a la reivindicación de los profesores de Economía, que no estuvieron solos en la sesión informativa. También se contó con la presencia de representantes de la comunidad educativa de la Universitat de les Illes Balears (UIB), futuros docentes y colectivos profesionales directamente ligados con este ámbito de la enseñanza. Entre todos compartieron experiencias cotidianas de su práctica y quedó patente el malestar general ante el tratamiento que la nueva ley educativa dedica a estas enseñanzas del ámbito social del conocimiento.