Las tiendas físicas y, en especial, el pequeño comercio han notado el impacto del auge de las compras por internet. | T. Ayuga

11

Las compras por internet son cada día más habituales y crecen año tras año. El porcentaje de población de Baleares que ha adquirido algún producto on line en los últimos tres meses se ha triplicado desde 2008. Así se desprende de la ‘Encuesta sobre Equipamientos y Uso de Tecnologías de Información y Comunicación en los Hogares’ de 2021 publicada ayer por el Instituto Nacional de Estadística (INE).

En concreto, un 55,4 % de la población de entre 16 y 74 años de las Islas ha comprado por internet en los últimos tres meses. Se trata de un porcentaje por encima de la media española (55,2 %) y que es tres veces mayor que el registrado en 2008 (18,8 %). Representan un total de 517.404 personas de esta franja de edad que ha recurrido a internet para hacer alguna compra en los últimos tres meses. Esta cifra asciende a 645.552 personas si se tiene en cuenta la población que ha adquirido productos on line en el último año.

Aunque en los últimos tres meses todos los establecimientos comerciales ya operaban sin ningún tipo de restricción, las compras por internet siguen su tendencia ascendente. El año pasado el porcentaje fue del 52,8 %. El comercio electrónico es, por tanto, un hábito que ha llegado para quedarse y así lo han reconocido en varias ocasiones profesionales y expertos del sector. Por tipo de productos, la ropa, zapatos o accesorios son los que más se adquieren por internet, como se aprecia en el gráfico adjunto. Casi un 37 % de la población ha comprado alguno de estos artículos on line en los últimos tres meses. La comida a domicilio también gana terreno, aunque este tipo de comandas ha bajado este año (16,4 %) en comparación con el anterior (25,8 %), cuando la actividad en la restauración estaba limitada por las restricciones de la COVID-19.

Gráfico con las compras realizadas a través de internet en los últimos tres meses.

En cuanto al origen de los vendedores, más del 90 % de ciudadanos ha comprado a vendedores nacionales. Un porcentaje que baja al 40 % si se trata de vendedores del resto de la Unión Europea. Respecto a la frecuencia, el 43 % de las personas que ha recurrido al comercio electrónico en los últimos tres meses lo ha hecho en un máximo de dos ocasiones. Sin embargo, llama la atención que un 18 % lo ha hecho más de diez veces en este período de tiempo. El valor de las compras que se llevan a cabo a través de internet en las Islas son más bien bajos. El 73 % no supera los 300 euros y solo un 5 % gasta más de 1.000 euros. Pese al auge del comercio electrónico, ocho de cada diez ciudadanos que no compran por internet es porque prefieren una tienda física. Además, casi un 40 % están preocupados por la seguridad a la hora de realizar el pago. Y es que la mitad de personas que adquirió algún producto a través de un dispositivo electrónico en los últimos tres meses aseguró haberse encontrado con algún problema. El más habitual es el retraso en la entrega.

Uso de internet

El uso de internet es mayoritario y está cada vez más extendido en las Islas, al igual que en el resto de España. La mensajería instantánea es la vía más frecuente, a la que recurren más del 92 % de la población de entre 16 y 74 años. Además, casi ocho de cada diez ciudadanos usan internet para acceder a la información. El teléfono móvil se ha convertido en el principal dispositivo para conectarse a internet. Es el artículo usado por el 95 % de los ciudadanos, muy por encima del 31 % que utiliza un ordenador de sobremesa. Sin embargo, la incidencia del teletrabajo es mínima en Balears, método usado solo por el 7,9 % de las personas ocupadas.