El diputado socialista Joan Ferrer ha presentado la iniciativa. | miquel a. cañellas

1

El grupo socialista ha registrado una proposición no de ley en el Parlament pidiendo que las administraciones eviten que los inmigrantes sufran situaciones de discriminación a la hora de acceder al alquiler de una vivienda.

El diputado socialista Joan Ferrer, impulsor de la iniciativa, ha explicado que diversos estudios indican que la barrera idiomática, el acento, los rasgos raciales y la indumentaria son elementos que llevan a discriminación para acceder a una vivienda, «un problema que está sucediendo desde hace tiempo».

«Cuando estas personas llaman a una agencia para interesarse por un anuncio, la barrera idiomática o el acento ya determinan que puedan ser tratadas de forma discriminatoria por motivos de origen», pone como ejemplo. También la raza o el aspecto, «en muchas ocasiones, inducen a que la persona sea rechazada para acceder al alquiler».

Noticias relacionadas

«A las personas migradas se les presupone una precariedad económica y, en muchísimos de casos y en las mismas condiciones, se les piden muchísimos más requisitos que los que se piden a una persona de nacionalidad española o nacida en la Unión Europea», destaca Ferrer.

Se les piden más avales y garantías y incluyen cláusulas abusivas en los contratos de alquiler, «que provocan que finalmente tengan que rechazarlo porque no pueden atenderlas».

Otra situación que provoca discriminaciones es que el interesado tenga hijos, ante lo que también es habitual que se les solicite una documentación excesiva, denuncia Ferrer.
«Hay casos en los que la agencia de alquiler o la persona que alquila ha modificado el perfil o, directamente, dice que el anuncio ya no existe o que la vivienda ya ha sido alquilada para evitar que pueda ser alquilada por ésta persona, a la que quiere excluir», critica el socialista.

La proposición no de ley pide que las administraciones, desde las locales al Gobierno de España, se coordinen para evitar estas situaciones de discriminación y también que la futura Ley de Vivienda estatal incluya mecanismos para evitar estas discriminaciones.
Ferrer ha recordado que el grupo socialista en el Congreso de los Diputados tiene registrada una proposición de ley integral de igualdad de trato y no discriminación que incluye aspectos concretos para evitarla en el acceso a la vivienda.