Vivienda en Inca. Foto de archivo. | Alejandro Sepúlveda

0

Cáritas Mallorca ha concedido ayudas para gastos de vivienda y suministros a 772 personas, de 450 familias, hasta el 30 de septiembre, por un importe total de 133.449 euros.

La mayoría están destinadas al pago de realquiler (219 ayudas) y alquiler (153), ha detallado la entidad en un comunicado en el que advierte de que ha detectado que las dificultades de acceso a una vivienda se han agravado en Mallorca desde que empezó la pandemia.

Para hacer frente en el pago de recibos de la luz, Cáritas ha tramitado 308 ayudas.
En 2020, tramitó 2.049 ayudas a la vivienda por importe de 447.071 euros. Una parte de estas ayudas están cubiertas por la convocatoria de «Pobreza Energética» del Govern, pero la demanda es muy alta y debe completarse con ayudas propias de Cáritas Mallorca.

Según la entidad, las condiciones para acceder a un alquiler son más restrictivas que antes de la pandemia, siguen subiendo los precios y se suma el encarecimiento de la electricidad, condicionantes que ha provocado una subida de las ayudas que tramita Cáritas Mallorca para que las familias puedan hacer frente al pago de las facturas.

Cáritas Mallorca también ha desarrollado un proyecto habitacional temporal para personas que no disponen de un lugar donde vivir, el «proyecto Domus· para personas en proceso de inserción, que en la actualidad acoge a 5 familias.

En un espacio ubicado en Inca disponen de habitaciones privadas y espacios comunes con todos los servicios. Conviven y comparten trabajos del día a día, y a la vez reciben el apoyo y seguimiento de las técnicas sociales para que puedan mejor sus condiciones de vida.

La Fundación Social La Sapiencia, que forma parte de la Delegación de Acción Social y Caritativa del Obispado de Mallorca, junto a Cáritas y otras entidades de la Iglesia, atiende a 215 personas sin hogar (con atención integral, seguimiento sanitario, psicológico y social) en los diferentes centros de acogida: Casa de Familia; Ruberts; Molinar y Son Ribes. 80 participan en los grupos de inserción en el centro de Binicanella.

Cáritas Mallorca y La Sapiencia han reclamado este jueves en un acto más atención para las personas sin hogar y han denunciado su desprotección y la falta de garantías para poder desarrollar una vida digna.

Con motivo de la conmemoración el próximo 31 de octubre del Día de las Personas sin Hogar, Cáritas con otras entidades sociales han organizado diferentes actividades para poner el foco sobre la realidad de las personas que no pueden acceder a una vivienda.

Después de 29 años de campañas de dar voz a las personas sin techo, este año con el lema «Sin salida? Perdidos en un sistema de protección social que no protege» se interpela a que la sociedad diga «basta» a este problema.