Por islas se han visitado 144 establecimientos en Mallorca, 30 en Ibiza y 27 en Menorca. | CAIB

2

La Dirección General de Consumo ha retirado 1.331 artículos relativos a disfraces, máscaras, artículos de broma y otros complementos relacionados con la fiesta de Halloween del próximo domingo por la noche. Este es el resultado de la campaña específica que se realiza desde hace unos años con motivo del auge de esta celebración en las Baleares.

Durante este mes de octubre se han realizado visitas de inspección y vigilancia a comercios donde se venden productos para la celebración de Halloween y que van destinados a menores de catorce años, al efecto de comprobar que estos productos cumplen con los requisitos de seguridad y etiquetado que exigen las normas vigentes.

Durante estas visitas se han llevado a cabo 201 actuaciones de control sobre disfraces, máscaras, artículos de broma y otros complementos, y se ha comprobado si su composición, etiquetado y características se ajustan a la normativa. Por islas, se han visitado 144 establecimientos en Mallorca, 30 en Ibiza y 27 en Menorca.

Entre los productos inspeccionados, 307 son disfraces, 542 complementos de disfraces, 108 artículos de broma y 66 máscaras para la fiesta de Halloween.

Consumo ha incluido en la Red de Alerta estatal, del Ministerio de Consumo, cuatro productos inseguros por presentar deficiencias graves de seguridad, de los cuales dos mostraban riesgo de provocar lesiones de diferente consideración; de los otros dos, uno presentaba riesgo ocular y el otro de inflamación.

Entre los 1.331 productos retirados, las principales deficiencias detectadas han sido la falta de etiqueta, el etiquetado en idioma no oficial o la falta del marcado.