Los datos. Un estudio sobre los usos lingüísticos en la UIB apuntó que un 42,2 por ciento del total de asignaturas se imparten exclusivamente en castellano; un 25,3 por ciento, en catalán, y un 4,2 por ciento, en inglés. | L. Becerra

22

La situación del catalán entre las nuevas generaciones es un asunto que preocupa. Los estudios muestran como la prevalencia del idioma en los jóvenes cae aparentemente sin remedio, especialmente en los entornos de las grandes ciudades. En muchos casos el ámbito educativo es el único nexo con la lengua propia de las Islas que los estudiantes mantienen de forma sostenida a lo largo de su etapa formativa. A menudo eso se rompe al llegar a la universidad. Algunos estudios, por su naturaleza técnica o especializada, se imparten sin decir ni mú en catalán y esa realidad incomoda a algunos.

Precisamente a esta realidad confronta la campaña 'La universitat, en català!', impulsada por Plataforma per la Llengua, conjuntamente con el Sindicat d'Estudiants dels Països Catalans (SEPC) y la Federació Nacional d'Estudiants de Catalunya (FNEC), que ha sido presentada recientemente en Barcelona, y en virtud de la cual se anima a los estudiantes de Baleares, Cataluña y Comunitat Valenciana a presentar quejas a sus respectivas universidades ante supuestos ataques a sus derechos lingüísticos en el ejercicio de su acción estudiantil.

De este modo, a través de esta web, los universitarios podrán canalizar correctamente sus requerimientos para que estos no caigan en saco roto. Según afirman, ofrece «un mecanismo ágil, anónimo y eficiente para denunciar cualquier tipo de discriminación lingüística, presentando una queja siguiendo el procedimiento habitual de cada universidad y teniendo la opción de recibir asesoramiento».

Presentación en el Aula Magna de la Universitat de Barcelona de la campanya 'La universitat, en català!'. Foto: Plataforma per la Llengua.

Asimismo, un manifiesto dado a conocer con motivo de esta campaña realiza tres reclamaciones a los rectorados. En primer lugar aumentar el porcentaje de asignaturas en catalán, así como exigir un nivel mínimo de competencia lingüística en la contratación de personal docente y de administración y servicios, y la existencia de servicios lingüísticos resolutivos en incumplimientos del plan docente.

Noticias relacionadas

¿Qué tipo de incumplimientos? «Si un profesor cambia la lengua establecida en el plan docente de la asignatura porque un alumno lo pide, está yendo contra la ley», apuntó Diego Solá, de Plataforma per la Llengua, en el acto de presentación de la iniciativa.

Los últimos datos disponibles, de 2020, reflejan que el castellano es la lengua más utilizada en las aulas de la UIB, tanto al impartir las asignaturas de grado como en la relación entre alumnos y profesores. Esa relación se acentúa en determinados círculos académicos, así como en la delegación territorial de Ibiza.

En concreto, la encuesta de usos lingüísticos de la comunidad universitaria realizada por la propia entidad académica apuntó que un 32,7 por ciento de los miembros del personal docente e investigador de la universidad balear imparte las clases exclusivamente en castellano, frente a un 32 por ciento de los que lo hacen sólo en catalán y un 7,6 por ciento que las imparten en inglés. En el caso de las materias que se imparten en más de una lengua, el uso del castellano también es superior.