La última edición de PAula en Mallorca, hace dos años, dejó un gran recuerdo entre los participantes por las sorprendentes novedades que suponían todas las actividades programadas. | alejandro clavo

Todo un referente educativo y cultural regresa a Palma el próximo mes. Tras su última edición en la capital balear en noviembre de 2019, antes de la pandemia, PAula regresa con fuerza, novedades y en formato de bienal. Bajo el lema Altres camins per a aprendre, PAula ofrece 34 voces que hablan de otra manera de educar y 20 actividades, en su mayor parte formativas.

Con dos escenarios principales, la Sala Rívoli y Es Baluard, y actividades online, en vídeo y audio, e incluso un ciclo de cine educacional en la plataforma Filmin, PAula se inaugurará el viernes 12 de noviembre y se desarrollará principalmente los sábados 13 y 20, con 180 plazas.

Miguel Ángel Cayuela, Miquel Rullán y Josep Vicens son los promotores de este programa educativo y cultural dirigido a docentes, pedagogos y profesionales educativos que se sale totalmente de los límites rígidos de los congresos o jornadas convencionales.

PAula Educación

Miguel Ángel Cayuela y Miquel Rullán explican que «PAula irrumpe de nuevo con la vocación de ser el gran acontecimiento de la educación en España, un punto de encuentro educativo y cultural donde el cine y el teatro contarán con una notable presencia en el programa. PAula sigue siendo un acontecimiento pedagógico, pero incluye mucha más cultura. No sólo eso. También tiene un componente lúdico, de ocio, que permite disfrutar del aprendizaje. No somos un congreso educativo ni una sucesión de ponencias, sino un festival donde ocurren cosas en todos los ámbitos, desde lo digital y robótico hasta los juegos o las altas capacidades. Aquí no hay conferencias, sino conversaciones, interacciones y aportaciones».

Acento de autor

Cayuela y Rullán destacan que «en su mayor parte, lo que se desarrolle en PAula como espacio para reflexionar, encontrarse y compartir no aparece en internet ni en los congresos convencionales. Son actividades diseñadas desde y para PAula exclusivamente, aunque a partir de allí podrán proyectarse y extenderse a los centros educativos, con impactos posteriores. Todo en PAula es único. No hay nada copiado ni replicado. Y todos los contenidos y las actividades tienen un marcado acento de autor».

El objetivo, según los responsables, es que «los docentes viajen a territorios que normalmente no transitan, principalmente por la exigencia de su día a día. PAula ofrece lo que no se encuentra en la educación convencional, pretende ofrecer nuevas referencias para el docente. Reivindicamos lo que tendría que ser la escuela, replantearla, porque otra educación es posible. PAula es el evento en el que los docentes tienen que estar y alejarse, en la medida de lo posible, de tantos contenidos online. Hay que salir del aula para entrar en PAula».

Pasión

Aunque se habla mucho de innovación pedagógica, a veces cuesta que el docente se adentre en esos nuevos territorios de la educación. Cayuela y Rullán indican que «el docente se encuentra casi siempre en un entorno repetitivo, muy técnico, pero le invitamos a venir a PAula porque lo que aquí encontrará no lo va a encontrar en ningún otro sitio ni en ningún otro momento. Si el docente siente pasión por lo que hace, PAulale tiene que interesar. Y no tiene ningún enfoque localista porque aquí no tiene ningún sentido. Trasciende ese tipo de limitaciones».

Para Cayuela y Rullán, «el destinatario de PAula es el docente, pero el primer beneficiario es el alumno y, en última instancia, lo es toda la sociedad. Reivindicamos y realzamos la figura del docente. Hay que ‘re-almarle’ y darle coraje en su trabajo y su función, que se sienta apreciado. Que la sociedad le valore como se merece. Si así lo hace, la sociedad misma se beneficiará porque un buen maestro te puede cambiar la vida a mejor». Los responsables apuntan que «todo lo que ofrece PAula hace pensar y reflexionar. Damos nuevos contenidos, pero también ocio y cultura. En este sentido, PAula activa la educación desde la emoción. Por ello, invitamos a los docentes, y también a los no docentes, a venir y divertirse derribando murallas».

Los juegos, las matemáticas en la calle, el ajedrez y las emociones, la transformación digital, la robótica, las altas capacidades, la alimentación, la fantasía, las fake news o la regulación emocional son sólo algunos de los contenidos que ofrece esta edición de PAula, por no hablar de teatro, podcasts, vídeos, audios y un ciclo de cine educacional. Todo ello intenta acercarse a los profesionales educativos, pero también a pensadores y agentes sociales que tienen algo que mostrar y decir.

PAula es un programa diseñado con atención y cuidado para reconocer y poner en valor el trabajo y la función de los profesionales educativos y para promover un debate con el fin de que el panorama pedagógico dé un paso (o varios) adelante y evolucione para garantizar en los alumnos el desarrollo de personas libres y comprometidas con el bienestar que todo ser humano merece.

El apunte

Dos referentes: Francesco Tonucci y Soledad Gallego-Díaz

Francesco Tonucci y Soledad Gallego-Díaz

Dos de las actividades de PAula tienen como protagonistas a dos personalidades referentes: Soledad Gallego-Díaz y Francesco Tonucci (en las imágenes anexas). En A la recerca de l’esperit crític, el profesor y doctor en Didáctica de la Lengua y la Literatura Juan Mata conversará con Soledad Gallego-Díaz sobre Fantasia i Fake News.

Gallego-Díaz llegó al diario El País inmediatamente después de su fundación. Fue cronista política y parlamentaria hasta que a finales de 1979 marchó como corresponsal a Bruselas. Después fue corresponsal en Londres, Paris y Nueva York. Hasta junio de 2020, tras dos años, fue la directora de El País, siendo la primera mujer en ocupar este puesto desde la fundación del periódico en 1976.

En La fantasia de Gianni Rodari, Juan Mata conversará en esta ocasión con Francesco Tonucci, pensador, psicopedagogo y dibujante italiano. Es autor de numerosos libros sobre el papel de los niños en el ecosistema urbano. Como pedagogo, se le conoce por su activismo urbano en defensa de los niños.