Placas fotovoltaicas en las instalaciones de Son Rossinyol. | CAIB

0

El Govern ha instalado placas fotovoltaicas en el edificio de Son Rossinyol donde se ubican la Conselleria de Medio Ambiente y Territorio y la Dirección General de Energía y Cambio Climático, que generarán una potencia de 80 kWp y con las que prevé ahorrarse 12.649 euros al año en la factura de la luz.

El coste de esta instalación, con la que también se calcula que se reducirán las emisiones en 76,4 toneladas de dióxido de carbono anuales, ha sido de 71.424 euros, ha informado la Conselleria de Transición Energética y Modelos Productivos en un comunicado.

Esta instalación es una de las incluidas en el acuerdo marco de suministro de energía eléctrica renovable en 51 instalaciones del Govern adjudicado a la empresa Naturgy.

El vicepresidente Juan Pedro Yllanes ha asegurado en la presentación de la instalación que «así es como se ahorra en la factura de la luz y así es cómo se avanza en la democratización de la energía, con unos beneficios sociales claros: producir energía limpia y más económica».

El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, ha añadido que, en el actual contexto de emergencia climática «las administraciones tienen que ser líderes a la hora de tomar la iniciativa».

El acuerdo de suministro de energía eléctrica para las instalaciones del Govern suministrará electricidad verde a 51 puntos de consumo de la CAIB e incluirá la instalación de una planta fotovoltaica en la EDAR Maó-es Castell, con una potencia de 250 kWp.

Los demás proyectos previstos en Mallorca en el acuerdo son en el IES Mossèn Alcover, Manacor (potencia de 45,36 kWp, con un coste de 55.859 euros y un ahorro anual previsto de 6.226 euros); el IES Porreres (30,24 kWp, coste de 43.988 euros y ahorro de 4.402 euros), IES Santa Margalida (50,04 kWp, coste de 73.180 euros y ahorro anual de 7.200 euros) y la balsa de regadío en Ariany (70 kWp, coste de 70.000 euros y ahorro de 9.223).

En Menorca, la instalación en la EDAR de es Castell tendrá 250,2 kWp de potencia, costará 370.005 euros y supondrá un ahorro anual de 7.281 euros).

En Ibiza habrá instalaciones en el IES Algarb (50 kWp, coste de 50.000 euros y ahorro anual de 9.223 euros) y el IES Sa Serra, en Sant Antoni de Portmany (70 kWp, coste de 70.000 euros y ahorro anual previsto de 10.193 euros).

En los últimos años se han llevado a cabo 61 instalaciones fotovoltaicas en edificios de la comunidad autónoma, que suman 4.467 kWp de potencia y una producción de 6,6 GWh/año, que es el 10 % de la electricidad consumida por la CAIB, una disminución de las emisiones de CO2 de 5.000 t/año y un ahorro anual de 585.000 euros.