7

El conseller de Medio Ambiente y Territorio, Miquel Mir, ha informado este martes de que el plan de gestión de riesgo de inundaciones de Baleares que está en tramitación contemplará actuaciones en Sant Llorenç por entre 20 y 30 millones de euros.

Mir ha respondido a una pregunta del diputado del PP Toni Fuster, en el turno de control al Govern en el pleno del Parlament, sobre en la situación en la que están las actuaciones en el torrente de Sant Llorenç que se desbordó, cuando la semana que viene se cumplen tres años de la catástrofe en la que fallecieron 13 personas.

El conseller ha asegurado que las obras de reparación y restauración del dominio público hidráulico después de las torrentadas acabaron en diciembre de 2019 y tuvieron un coste de 20,2 millones de euros.

Fuster ha citado a un experto que ha advertido de que el riesgo de inundación en Sant Llorenç se mantiene «intacto» tres años después y ha asegurado que la reparación de los 14 puntos negros que se detectaron en la zona se ralentiza «por diferencias entre el Govern y el Consell de Mallorca» y por falta de un informe de Recursos Hídricos para ejecutar las obras.

El diputado popular ha acusado al conseller de no haber hecho «nada de nada» en tres años y de no haber asumido ninguna responsabilidad política por la gestión de aquella torrentada.

Por su parte, el conseller Mir ha acusado al diputado del PP de mentir y le ha respondido que Sant Llorenç sigue teniendo riesgo de inundación porque es un núcleo que está sobre un plano de inundación y en un área de riesgo potencial significativo de inundación.

Le ha acusado de «utilizar este tema para hacer demagogia y electoralismo» y ha destacado que se han producido «infinitas» reuniones y colaboraciones entre las distintas administraciones desde que ocurrió la torrentada en la tarde del 9 de octubre de 2018.

Según Mir, del estudio encargado entonces por el Ayuntamiento de Sant Llorenç a la UIB, que identificaba las actuaciones a llevar a cabo, «buena parte ya están hechas» por el consistorio o por el Consell de Mallorca.

En cuanto al proyecto de la variante, Mir ha asegurado que la Dirección General de Recursos Hídricos ya ha emitido el informe preceptivo.

Según el conseller, la Directiva de Riesgo de Inundación contempla que cualquier gran actuación en una ARPSI (Área de Riesgo Potencial Significativo de Inundación) «debe estar recogida en un plan de gestión de riesgos de inundación que se está tramitando para todo Baleares y que, en el caso de en Sant Llorenç, contempla actuaciones de entre 20 y 30 millones de euros, ahora sí de cuenca y de carácter definitivo».

Mir se ha comprometido a seguir trabajando en materia de seguridad. «Lo que no hará este Govern es construir metros inundables ni ascensores que no llevan a ninguna parte», ha concluido.