La patronal muestra su preocupación por el fin de los ERTE.

0

La Federación Empresarial de Restauración de las Isla Baleares (Ferib) ha alertado este lunes, de que poner fin a los ERTES antes del próximo octubre supondrá la «muerte definitiva de todos los bares y restaurantes de zonas poco turísticas, en municipios de la «part forana» y polígonos industriales.

Así se manifestó este lunes el presidente de esta patronal, Alfonso Robledo, a raíz de la «gran preocupación y descontento» en el sector ante la intención de la administración de no ampliar los ERTES más allá de septiembre.

Según ha explicado Robledo, «prácticamente no han trabajado en verano ya que desempeñan su actividad en los meses de invierno y si les dejan sin ayudas, sin ERTES, no podrán sobrevivir de ninguna de las maneras». Por ello, la FERIB reclama a la administración que prolongue los Expedientes de Regulación de Empleo Temporal «hasta, por lo menos, diciembre».

«Mientras haya restricciones debería haber ERTES no tiene ninguna lógica ni sentido común que nos hagan incorporar a todo el personal pero con limitaciones de aforo y de horario, es incongruente totalmente. Es muy importante recordar que «a estas alturas son muchos los negocios que ni han abierto ni han facturado y es ahora cuando iban a poder hacerlo», ha señalado

También Robledo ha indicado que apoya «cien por cien que los fijos discontinuos obtengan el paro pero no olvidemos que en restauración la mayor parte del personal, un 90% de los empleados del sector, son fijos y, precisamente por eso, es sumamente necesario que los ERTES se alarguen más allá del mes de septiembre».