La oferta académica de tres centros públicos de Balears incluirá la asignatura de Religión Islámica el próximo curso. | A. FERNANDEZ

236

Los colegios públicos de Lloseta (Es Puig), ses Salines y la Colònia de Sant Jordi (estos dos últimos, en el mismo municipio) son los elegidos por la Conselleria d’Educació i Formació Professional para la prueba piloto de implantación de la asignatura de Religión Islámica en el próximo curso, que se inicia el 10 de septiembre.

La oferta académica de Religión Islámica, al igual que la de la Religión Católica, es obligatoria, según normativa estatal, desde 1992 y de libre elección para los alumnos. Se da la circunstancia de que Balears es de las pocas comunidades autónomas que todavía no ofrecían la posibilidad de cursar Religión Islámica. La elección fue comunicada el pasado viernes a la Comisión Islámica de les Illes Balears, que ayer rechazó hacer una valoración oficial de las opciones escogidas y la emplazó para los próximos días, aunque este periódico ha podido saber que, de entrada, no han sido bien acogidas.

Como se recordará, el acuerdo inicial entre la Conselleria d’Educació y la Comisión Islámica de les Illes Balears data de 2019 y recogía que, en el curso 2020-21 (el pasado curso), la implantación se realizaría en un máximo de diez centros educativos de Balears, pero la pandemia aplazó la puesta en marcha de la iniciativa. Así, la Conselleria inicia una prueba piloto con tres centros y, según fuentes del departamento autonómico, «la oferta irá ampliándose paulatinamente en los próximos cursos y en todas las Islas».

La elección no es arbitraria. El criterio de la Conselleria ha sido elegir tres municipios donde hay una cierta demanda de la asignatura, pero que al mismo tiempo sean pequeños para así evitar un efecto llamada sobre pueblos o ciudades de mayor población. «Se trata de no provocar una distorsión en el proceso de escolarización y de ejercer un cierto control sobre los entornos», apuntan las mismas fuentes de la Conselleria.

Noticias relacionadas

Educació informó el pasado julio que había recibido 900 solicitudes de la asignatura de Religión Islámica, por lo que, evidentemente, no se podrá cubrir la demanda existente. De hecho, la oferta será cubierta por dos o tres profesores para los tres centros. El proceso de su contratación es exactamente igual al de los profesores de Religión Católica, que en la enseñanza pública de Balears cuenta con unos 140 docentes y se ofrece en todos los centros. En los respectivos casos, la Comisión Islámica y el Bisbat de Mallorca proponen a los docentes y la Conselleria supervisa si cumplen los requisitos.

El conseller d’Educació, Martí March, destacó, hace unas semanas, que «los alumnos tienen todo el derecho a cursar la asignatura de Religión Islámica. Si no concretamos la oferta, podrá ser reclamada en los tribunales». Cabe recordar que el colegio público Es Puig, de Lloseta, ya fue tanteado meses atrás y su comunidad educativa expresó su rechazo a la posibilidad de ofrecer Religión Islámica.

Festivos

Asimismo, la Conselleria también ha fijado el calendario de festivos para los alumnos musulmanes, en los que pueden tener dispensa, si así lo solicitan, de ir a clase o realizar exámenes.

Se trata de todos los viernes del Ramadán (un mes de duración) de 13.30 a 16.30 horas, el primer día del año nuevo islámico, el décimo día del Muharram (primer mes del calendario islámico), el nacimiento del Profeta (Mahoma), el viaje y la ascensión del Profeta, la culminación del ayuno del Ramadán (tres días) y la celebración del sacrificio de Abraham (tres días).