Las limitaciones impuestas para frenar la propagación de la COVID-19 han favorecido la capacidad de ahorro, aunque en Balears ha sido menor que en el resto de comunidades por ser una de las autonomías más afectadas en términos económicos. | Efe

7

La capacidad de ahorro en Baleares durante el primer año de pandemia ha sido la más baja de todo el Estado. Según los datos que publica el Banco de España, a finales de marzo ­–último dato disponible– el dinero de las Islas depositado en los bancos era un 1,4 % superior a un año antes, justo cuando irrumpió el coronavirus y se decretó el Estado de alarma. Como se aprecia en el gráfico adjunto, se trata del menor aumento porcentual del Estado, y muy por debajo de la media, que se incrementó un 7,7 %.

Por detrás de Baleares se sitúa Canarias. Se trata de las dos principales comunidades turísticas y en las que un mayor porcentaje de trabajadores se han visto afectados por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE). Más de 150.000 trabajadores estuvieron suspendidos de empleo en mayo del pasado año en Balears, cuando el paro se disparó. Las Islas fueron la comunidad más castigada por la crisis sanitaria en términos económicos el pasado año y el producto Interior Bruto (PIB) cayó un 23,7 % en 2020. Se trata del mayor retroceso de la historia.   

La protección social ha sido un paraguas para miles de trabajadores de las Islas, pero los ingresos familiares se han visto afectados. Balears es una de las comunidades con el nivel de vida más caro y donde es más complicado el acceso a la vivienda. Sin embargo, el salario medio no supera la media estatal. Esta coyuntura ha afectado de lleno a la capacidad de ahorro. Con todo, los ciudadanos de Balears tenían 26.621 millones depositados en los bancos a 31 de marzo de este año. Representan 369 millones más que un año antes.

Pese a la difícil situación económica en el año de la pandemia, los ciudadanos de las Islas –y del resto de España– pasaron más tiempo que nunca en casa. Con la mayor parte de la oferta de ocio y restauración cerrada, entre otras limitaciones, la capacidad de gasto disminuyó.

De acuerdo con el Banco de España, el ahorro de los ciudadanos de Balears fue disminuyendo a lo largo de la pandemia. Mientras que en el segundo y tercer trimestre de 2020 el dinero depositado en los bancos creció y superó los 27.300 millones a finales del verano pasado, la tendencia revertió a partir del último trimestre. La capacidad de ahorro de los ciudadanos de Balears, aunque estuvo a la cola del Estado, no fue unánime para el conjunto de la sociedad. De acuerdo con los datos del Instituto Nacional de Estadística publicados recientemente, el porcentaje de personas con carencia material severa (que no pueden permitirse cuatro de los nueve conceptos que se analizan) se más que duplicó en un solo año, al pasar de un 2,9 % en 2019 a un 6,9 % en 2020. Casi cuatro de cada diez hogares de las Islas acabó el año sin capacidad para afrontar gastos imprevistos. El porcentaje se situó en el 38,5 %, hasta 12 puntos más que un año antes (26 %).