El azul y el blanco fueron los dos colores predominantes en la visita de los Reyes y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, al Centro de Interpretación del Paraje Natural de la Serra de Tramuntana y al Santuario de Lluc. | M. À. Cañellas

5

El azul y el blanco fueron los dos colores predominantes en la visita de los Reyes y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, al Centro de Interpretación del Paraje Natural de la Serra de Tramuntana y al Santuario de Lluc. La Familia Real mantuvo este miércoles la imagen que suele mostrar en este tipo de actos y, además, quiso hacer algún guiño a las Baleares. Un posado familiar en el que las mascarillas estuvieron presentes en todo momento y en el que destacó la armonía que presentaban los estilismos de padres e hijas.

Guiño a Mallorca. La reina Letizia escogió para la ocasión un vestido en azul cielo, de corte cruzado, con cuello pico, manga francesa y por debajo de la rodilla. Una prenda básica, diseñada por Adolfo Domínguez, que acompañó con unas alpargatas claras completamente planas y de diseño trenzado de la marca Sabellar.

Como bolso, escogió una vez más uno de roba de llengües en azul y blanco. Este tipo de complemento es ya un básico en los viajes de la Reina a Mallorca: por ejemplo, el año pasado en su visita a Petra lució una bolsa del mismo tipo en color rojo, a juego con su vestido. Eso sí, hubo cierta polémica por la elección, ya que desde el Col·lectiu de Moda de Mallorca aseguraron que el tejido que mostró «no era mallorquín». En sus apariciones en la Isla doña Letizia ha apostado por los bolsos de FQ, una firma que destina sus fondos a la investigación de la fibrosis quística. Respecto a las joyas, únicamente lució unos pequeños pendientes con diamantes y un discreto anillo. Además, destacó su rostro con maquillaje natural y su melena suelta y lisa con raya en medio.

palma los reyes visitan lluc foto Miquel A Cañellas canellas

Formalidad desenfadada. Por su parte, el rey Felipe VI apostó por un look más desenfadado al que suele mostrar en sus apariciones públicas. Con una camisa granate de Liberty de manga larga, pantalón azul marino largo, cinturón negro y zapatos marrones de tipo casual con suela de goma, el monarca mantuvo la sobriedad que le caracteriza con el toque casual que le aportaba la prenda superior. El Rey ya lució una camisa similar, en azul, en el año 2017 en Palma. Eso sí, los 25 grados de media que hacía en Lluc obligaron a Felipe VI a arremangarse y dejar al descubierto su reloj de correa negra con despuntes en blanco.

Guiño a sus padres. La princesa Leonor, que últimamente apuesta por tacones bajos en sus apariciones oficiales, optó por unas albarcas con cuña en color tierra anudadas al tobillo. En la vestimenta, fue muy acorde con sus padres: se decantó por un vestido fluido en azul, el tono de su madre, con un pequeño estampado de flores en blanco, similar al de su padre. La prenda, de la firma & Other Stories, es de manga corta, con falda por encima de las rodillas y presenta un fruncido en el lado izquierdo de la cadera. Un tipo de vestido más informal a los que ha lucido en sus últimos actos, donde ha mostrado una imagen más seria. Respecto a la melena, se retiró los mechones delanteros del cabello con un semirecogido.

Repetir está de moda. Sofía, la pequeña de las hermanas, imitó la actitud que Letizia ha adoptado los últimos años y prefirió repetir estilismo. La joven volvió a lucir el mono de Zara con el que recorrió Petra en 2020: una pieza de color blanco, sin mangas y con un cinturón que se ajusta a la cintura. En los pies, su referente fue su hermana, ya que escogió las mismas cuñas de esparto anudadas al tobillo, un calzado que resaltó aún más su estatura. El año pasado Sofía sorprendió al aparecer en la localidad mallorquina con una muleta; tal y como informó Zarzuela, la joven sufrió un golpe que obligó a darle cinco puntos de sutura en la rodilla derecha. A sus 14 años, Sofía ya se ha diferenciado de su hermana con unos looks mucho más casuales y desenfadados, en los que priman las prendas low cost de firmas como Sfera o Zara.

PETRA - ENTRE AMIGOS DE ESTEBAN MERCER - LOS REYES DE ESPAÑA VISITAN EL MUSEO DE JUNIPERO SERRA.

Sofía escogió el mono blanco de Zara que ya lució en Petra el año pasado.

Coincidencias. La presidenta del Govern, Francina Armengol, escogió para la ocasión un vestido a la altura de la rodilla en color azul, mientras que la presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, se decantó por un vestido en blanco. O había un código de vestimenta fijado que no ha trascendido, o parece que estos dos tonos son los colores de moda de este verano.