Felipe VI ha vuelto a embarcarse este domingo en el 'Aifos 500', dos años después de que lo hiciera por última vez, para participar en la sesión de entrenamiento previa al comienzo de la 39 edición de la Copa del Rey Mapfre de vela en aguas de la bahía de Palma este lunes. | Youtube: AGENCIA EFE

0

Felipe VI ha participado este lunes con el Aifos 500 en la primera regata de la Copa del Rey Mapfre de vela en aguas de la bahía de Palma, después de que el pasado año no se disputara debido a la pandemia, por lo que ha expresado su satisfacción por competir de nuevo.

«Poder volver a navegar es una maravilla», ha comentado el rey a los periodistas en el Real Club Náutico de Palma (RCNP) tras atracar con el velero de la Armada al término del estreno en el torneo.

Don Felipe se embarcó este lunes, domingo, en el Aifos 500 para tener una primera toma de contacto con el timón en la jornada de entrenamiento después de dos años sin disfrutar de una de sus grandes aficiones. Ya en alta mar, el Rey ha recibido el cariño del público.

El Aifos 500, rebautizado para conmemorar el quinto centenario de la primera vuelta al mundo de Magallanes y Elcano, compite este año en la categoría ORC 1 junto a otros once participantes de cinco nacionalidades.

Al término de la ronda inaugural, es cuarto en la clasificación, liderada por el italiano Tengher, tras quedar en cuarto lugar en la primera manga y ganar la segunda.
«Ha ido muy bien», se ha felicitado el rey, quien esta mañana embarcó desde la base naval militar de Porto Pi tras las audiencias que mantuvo con las autoridades de Baleares en el Palacio de la Almudaina.

Al arribar al muelle del RCNP, Felipe VI ha permanecido unos minutos en la cubierta para charlar con los miembros de la tripulación, encabezada por el almirante Jaime Rodríguez-Toubes y de la que forman parte dos mujeres. Allí, también ha sido preguntado por la curiosa anécdota de los cánticos.

Una vez en tierra, se ha puesto la mascarilla y ha saludado al presidente del RCNP, Emerico Fuster, en el cargo desde noviembre de 2019, por lo que es su primera Copa.

Antes de regresar al Palacio de Marivent, el monarca ha estado un rato en el club para tomar un refresco y comentar la jornada junto a algunos componentes de su equipo, algo habitual entre los regatistas.

Como los demás de participantes, don Felipe se ha sometido a un test covid en los días previos a la competición para cumplir con el estricto protocolo sanitario establecido por la organización para evitar contagios.

La intención del jefe del Estado es tomar parte en varias de las regatas de la Copa del Rey Mapfre que se van a disputar hasta el sábado.

No lo hará mañana, puesto que tiene el despacho con el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, en Marivent, seguido de un almuerzo.

Felipe VI ha competido en la mayoría de las ediciones de la Copa del Rey de vela, que se disputa desde 1982, aunque no nunca ha conseguido el título. Juan Carlos I, en cambio, logró la victoria en cinco ediciones a bordo del Bribón.

Felipe VI llegó este fin de semana a Palma para pasar unos días de vacaciones con la reina Letizia y sus hijas, la princesa Leonor y la infanta Sofía, en los que va a alternar el descanso y el ocio con algunos actos oficiales.