Vista de terrazas en el barrio palmesano de Santa Catalina. | Click

11

El portavoz del Govern, Iago Negueruela, ha expresado este lunes su satisfacción por el efecto de las últimas medidas de control que han entrado en vigor sobre las aglomeraciones y botellones de este fin de semana y ha pedido esperar a ver cómo influyen en la incidencia acumulada y en la presión hospitalaria antes de plantearse agravar las limitaciones. Las declaraciones del conseller coinciden en el día con un empeoramiento de la situación en las UCI de Baleares, que ya se encuentran en niveles similares a los del mes de marzo pasado.

En la rueda de prensa posterior a la reunión del Consell de Govern, Negueruela ha argumentado que es pronto para ver el efecto de las medidas en la incidencia y en los hospitales --las limitaciones de reuniones sociales entraron en vigor el sábado-- aunque ha resaltado que el operativo conjunto del fin de semana ha evitado graves imágenes de aglomeraciones y botellones como las de las últimas semanas.

«Prácticamente se han podido cumplir los nuevos horarios establecidos y, en líneas generales, se está cumpliendo y se está haciendo cumplir», ha defendido. En cuanto al impacto en la incidencia y la presión hospitalaria, el Govern, según ha trasladado el portavoz, prefiere esperar a la evolución de la situación y ha recordado que primero hay que estabilizar la incidencia acumulada que, más tarde, tiene efectos en las cifras de hospitalizaciones.

La situación sanitaria, ha apuntado Negueruela, estará presente en la Conferencia de Presidentes de este viernes en Salamanca, entre otras cuestiones, en lo que se refiere al empleo del certificado covid como requisito de acceso a actividades o eventos.

Negueruela ha recordado que el Govern ya ha pedido al Ejecutivo estatal, igual que han hecho otras Comunidades Autónomas, que autorice el empleo de esta herramienta.

Noticias relacionadas

Según ha explicado, exigir la doble pauta de vacunación para acceder a espacios o participar en eventos es «jurídicamente viable» y lo que tiene que autorizar el Gobierno estatal es el empleo de la herramienta QR.