Las medidas del Govern pretenden por fin a los botellones. | Click

30

Sin sobresaltos esta vez. Las nuevas restricciones del Govern a la movilidad ante la quinta ola recibieron este jueves la ratificación judicial por lo que serán efectivas este fin de semana. La Sala de lo Contencioso del TSJIB ha dado luz verde a la prohibición de encuentros entre no convivientes de una a seis de la madrugada que estará vigente en Mallorca, Ibiza y Menorca.

Las medidas estarán en vigor un mes y ya han sido publicadas en el BOIB. El auto considera que es algo proporcionado ante «la evidente y real situación de agravamiento de contagios». Añade: «A pesar de que la vacunación está yendo a un buen ritmo no lo es menos que hay un sector poblacional, el más joven que está más retrasado y es más proclive a actividades lúdicas y sociales nocturas».

Noticias relacionadas

El tribunal considera justificadas las medidas que, esta vez, están condicionadas a determinados parámetros sanitarios que las tres islas superan ampliamente en la quinta ola: más de 450 casos por cada cien mil habitantes en quince días y una elevada presión hospitalaria, con una ocupación del cinco por ciento de las camas o el diez por ciento de UCI. El auto del TSJIB también ampara la continuidad como hasta ahora de los controles en puertos y aeropuertos para ciudadanos españoles que, en este caso estarán en vigor hasta el 15 de septiembre.

En este caso, la decisión del TSJIB no será recurrida ya que sólo puede hacerlo la Fiscalía, que estaba de acuerdo con la petición. Las otras medidas que planteó en Govern relacionadas al endurecimiento de las sanciones para los botellones no requieren de ratificación judicial ya que no afectan a derechos fundamentales.