IBIZA INGLESES EN AEROPUERTO | Marcelo Sastre

7

El Gobierno británico ha decidido mantener a Baleares en la lista ámbar de su semáforo sanitario hasta principios de agosto, lo cual evitará que los turistas con la pauta de vacunación completa que regresen de las Islas no tendrán que pasar una cuarentena de diez días.

La postura del Gobierno del premier Boris Johnson supone un balón de oxígeno para toda la industria turística balear, ya que el Reino Unido es el segundo mercado emisor turístico y desde el pasado día 19, su evolución en las Islas ha sido muy positiva. El volumen del tráfico aéreo entre los aeropuertos británicos con los de las Islas ha ido creciendo de forma progresiva, casi un 20 % de forma diaria. Son Sant Joan es el que registra el mayor número de vuelos y pasajeros británicos.

Noticias relacionadas

El sector hotelero valora positivamente la decisión de Londres, porque ello garantiza la actividad durante las dos próximas semanas y no hay previsión, de momento, de que las cadenas se vean obligadas a reagrupar turistas en hoteles y cerrar aquellos que tengan una baja ocupación. Las zonas más beneficiadas en Mallorca por el turismo británico son, entre otras, Cala Millor, Alcúdia-Can Picafort, Cala D'Or, Palmanova-Magaluf y la oferta de viviendas vacacionales y turismo rural.

El ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Dominic Raab, ante la preocupación latente en la industria turística española, comunicó este miercoles al ministro de Exteriores de España, José Manuel Albares, que no había indicios de que su Gobierno subiera la catalogación de España de ámbar a ámbar plus. El hecho de que se incremente a plus implica que ni siquiera con doble vacunación quedan exentos los británicos que regresen a su país de realizar una cuarentena de diez días en los hoteles establecidos por el Gobierno británico, cuyo coste asciende a más de 2.000 euros y tiene que ser asumido por los afectados.