La presidenta del Consell, en una imagen de archivo. | Efe

1

El Consell de Mallorca ha firmado un acuerdo con la compañía World2Meet para llevar a cabo este mes una campaña nacional dirigida a gente mayor para atraer a turistas a la isla, con el fin de alargar la temporada «lo máximo posible».

La presidenta del Consell de Mallorca, Catalina Cladera, ha anunciado esta campaña durante su intervención en la primera jornada del Debate de Política General del Consell de Mallorca, una iniciativa que cuenta con la participación de empresas como Iberia, Iberostar, RIU, Meliá y Room Mate.

Se trata de una continuación del proyecto 'Disfruta de la isla', pero esta vez dirigido a gente mayor y bajo el lema 'Mallorca, quiero descubrirte', una campaña que busca mantener activo el turismo local tras el verano.

Cladera, que ha hecho balance de los dos primeros años de la actual legislatura, ha defendido que los seis años de políticas progresistas en la institución insular han ayudado «mucho» en la gestión de la pandemia así como en la recuperación económica.

Durante su discurso, ha incidido en la necesidad de salir de esta crisis «más fuertes» para conseguir en los próximos años «una sociedad más justa, donde no quepan las desigualdades», así como una economía «más competitiva y diversificada, que reparta mejor la riqueza».

Ha reconocido que «las medidas de resistencia y reactivación no son suficientes para garantizar la plena recuperación de la economía» ni para corregir los desequilibrios y necesidades a raíz de la pandemia, por lo que ha tendido la mano al resto de partidos y a los agentes sociales para aprovechar los fondos Next Generation.

También ha hecho hincapié en la importancia de la sostenibilidad, la protección del territorio y del medioambiente, la necesidad de promover la cultura y el deporte y fomentar el emprendimiento en Mallorca.

Cladera ha apoyado las restricciones aprobadas por las instituciones desde que comenzó la pandemia, ya que «han salvado vidas» y ha agradecido el esfuerzo «inmenso» de la ciudadanía porque «la salud pública es primordial».

Pese a que Mallorca cuenta ya con el 80 % de su planta hotelera abierta y muchos turistas británicos y alemanes eligen la isla para pasar sus vacaciones, ha recordado que el virus sigue activo, tal como muestra el repunte de la incidencia de contagios, sobre todo entre los más jóvenes.

«No es momento de botellones o fiestas, ni por parte de visitantes ni de residentes», ha recalcado la presidenta, que ha insistido en no bajar la guardia antes de conseguir la inmunidad de grupo.

La dirigente ha rememorado las acciones puestas en marcha por el Instituto Mallorquín de Asuntos Sociales (IMAS) para proteger a los colectivos más vulnerables a través de sus servicios sociales.

Ha comentado que el número de contagios en los centros del IMAS durante 2020 fue «mínimo», con una tasa de mortalidad en las residencias públicas un 20 % inferior a los índices del año anterior.

Ha destacado que Baleares es la comunidad donde más baja el paro y la que tiene mejores perspectivas de crecimiento este año, a la vez que ha subrayado la importancia de controlar la trasmisión del virus para garantizar la seguridad sanitaria, el empleo, la recuperación y el bienestar en la isla.