Los consistorios han decidido aplazar o suspender directamente conciertos de música al aire libre, así como otros actos susceptibles de generar aglomeraciones. | Gemma Andreu

0

Los ayuntamientos menorquines de Ferreries, Mahón, Sant Lluís y Es Castell han suspendido las actividades previstas para este fin de semana a causa del aumento de contagios por coronavirus a raíz de los macrobotellones y aglomeraciones de las fiestas de Sant Joan de Ciutadella.

Los consistorios han decidido aplazar o suspender directamente conciertos de música al aire libre, así como otros actos susceptibles de generar aglomeraciones.

Menorca acumula 369 casos activos, de los cuales 362 están en seguimiento por las Unidades Volantes de Atención al Coronavirus (UVAC), mientras que seis personas permanecen ingresadas en planta de medicina interna y una en la Unidad de Cuidados Intensivos (UCI) del hospital Mateu Orfila de Mahón.

Por otro lado, este lunes comenzará el cribado masivo con test de antígenos a los jóvenes de entre 16 y 29 años en Ciutadella. La ciudad de Poniente concentra la mayoría de casos y se pretende estrechar el cerco al virus.

El cribado se llevará a cabo hasta el próximo viernes y se calcula que pasarán por la carpa anexa al centro de salud del Canal Salat unos 3.500 adolescentes.

Además, el Área de Salud de Menorca ha realizado un llamamiento a este sector poblacional para que se vacune.