Las imágenes de la fuga de los estudiantes del hotel COVID. | Youtube Ultima Hora

5

Dos jóvenes que estaban aislados en el hotel COVID de Palma, debido al megabrote desencadenado en Mallorca, se fugaron del establecimiento este martes. Los estudiantes intentaron escapar del hotel en dos ocasiones, tal y como se puede ver en las imágenes.

En la primera, de día, los jóvenes se encontraron con el personal del hotel Bellver en la recepción. Los trabajadores les indicaron que tenían que esperar a la policía antes de irse. Ya de noche los estudiantes consiguieron su objetivo. Uno de estos dos jóvenes ha regresado la mañana de este miércoles por voluntad propia, y el otro, menor de edad, está localizado y se encuentra con su tutor.

El hospital público Son Llàtzer de Palma les facilita cada día la comida que, tras alguna queja inicial, ha sido adaptada específicamente a la edad de estos jóvenes, que tienen libertad para realizar encargos -excepto alcohol y tabaco- que son entregados por moteros de empresas de reparto a domicilio.

Cumpliendo con las estrictas medidas anticovid, la comida es entregada en la puerta de las habitaciones por los miembros se seguridad, que están todos vacunados. Los jóvenes cuentan con wifi y televisión, el Govern les ha facilitado ordenadores portátiles y cada día las habitaciones son limpiadas a fondo.

La consejera balear de Salud, Patricia Gómez, ha defendido este miércoles las medidas de aislamiento establecidas en Palma para los estudiantes positivos en COVID y contactos estrechos del macrobrote registrado en las islas, y ha pedido responsabilidad ante ciertas actitudes que ha calificado como «libertinaje».

En declaraciones a su llegada al Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud que se celebra en el Senado, Gómez ha afirmado que la situación está «cada vez más normalizada», si bien ha indicado que se ha podido identificar ya a 268 estudiantes, de los cuales 68 son positivos, lo que supone una tasa de positividad de uno de cada cuatro, que considera «preocupante».

Después de que la Fiscalía de Baleares se opusiera a que el juzgado ratificase la resolución del Gobierno balear de confinar a esos jóvenes, la consejera ha explicado que lo que ha hecho el Ejecutivo autonómico «es identificar estudiantes positivos y contactos estrechos» y proceder «a la cuarentena de los contactos y al aislamiento en el caso de los positivos».