"Numerosas quejas" de clientes del hotel colindante al Bellver de Palma, donde están aislados estudiantes relacionados con el 'megabrote', llevaron a intervenir a la Policía Local de Palma ha intervenido este martes de madrugada https://t.co/XDLaZkhvGG | Twitter: @europapress

60

La fiesta continúa. La Policía Local de Palma ha informado este martes que varios agentes municipales se han personado en el hotel COVID de Palma a raíz de las «numerosas quejas de particulares y clientes del hotel adyacente» por los ruidos y actos vandálicos de los estudiantes de la península que se encuentran allí haciendo cuarentena. Según fuentes policiales, los bares de la zona están suministrando bebidas alcohólicas a los jóvenes por medio de cubos atados a las sábanas a través de los balcones.

A su llegada al hotel, los agentes comprobaron que los estudiantes reproducen música a alto volumen, gritan y lanzan objetos a la vía pública. Un vez allí, se han puesto en contacto con el personal de seguridad del establecimiento, que también le han hecho llegar su preocupación, ya que al parecer desde un bar colindante se suministran bebidas alcohólicas a los confinados mediante cubos atados a sábanas que eran izados por los balcones. Los trabajadores aseguran que los jóvenes no habían hecho caso de sus advertencias cuando les pidieron que detuvieran su comportamiento.

La dotación policial se ha desplazado al lugar donde se había producido el lanzamiento de objetos, así como gritos a los viandantes y al requerir a los jóvenes que depusieran su actitud, éstos obedecieron las indicaciones de los agentes.

Noticias relacionadas

Los macrobrotes, originados en Mallorca por jóvenes de viajes de fin de curso, ya acumulan 1.167 positivos y afectan estudiantes de ocho comunidades autónomas. En el hotel COVID de Palma este martes hay 64 positivos y 14 ingresados entre los 249 estudiantes aislados.