Los aislados están en el hotel COVID, en el Paseo Marítimo de Palma. | Emilio Queirolo

133

Arantxa de la Fuente, la madre de unode los estudiantes de San Fernando (Cádiz) aislado por el Govern en el hotel COVID de Palma, ha registrado en el juzgado una denuncia penal contra la directora general de Salut Pública, Maria Antònia Font, por prevaricación y detención ilegal.

La progenitora del estudiante, abogada de profesión, se basa en que las autoridades sanitarias se llevaron al menor sin consentimiento previo. Cabe recordar que el Govern trasladó a 33 estudiantes al hotel puente el mismo sábado, según se explicó, con la autorización de los padres. Sin embargo, posteriormente ha habido declaraciones públicas de afectados en las que aseguraban que el permiso fue posterior a la actuación.

Es más, la directora genera de Salut Pública no dictó la resolución sanitaria que permitía la actuación de las fuerzas y cuerpos de seguridad por pandemia como causa mayor, hasta la madrugada del sábado al domingo, una vez realizados los primeros aislamientos.

Noticias relacionadas

La madre ha recordado que estos alumnos, pertenecientes al Colegio Compañía de María de San Fernando, de entre 17 y 18 años, no han estado en contacto con ningún positivo y la decisión de trasladarles a ese hotel medicalizado no estaba justificada.

De la Fuente ha asegurado que, a pesar de no contar con permiso de sus progenitores, su hijo fue llevado a ese hotel, donde a todo ellos se le ha realizado una prueba de antígenos, que ha resultado negativa, y una PCR, cuyos resultados aún no se conocen.

Las autoridades les han contado a las familias que si la PCR sale negativa para todos podrán marcharse, pero que si al menos hay un positivo, todos deberán permanecer en este hotel un mínimo de diez días antes de poder regresar a casa.

Ya el domingo, con el marco jurídico correspondiente, el hotel COVID llegó a alojar a 175 estudiantes, 33 de ellos positivos en coronavirus SARS-CoV-2.