Este viernes se ha presentado la memoria de 2020 de Projecte Home. | T. Ayuga

2

A pesar de que el impacto de la pandemia redujo el año pasado el número usuarios atendidos e ingresados, en total fueron 1.488 personas, un número ligeramente inferior a 2019, Projecte Home Balears (PHB), la cocaína fue la principal sustancia de consumo para el 44, 5 % de las personas que ingresaron en 2020 en los centros terapéuticos, seguido del alcohol, en un 34, 6 %, que esta vez ha tenido un aumento en comparación al año anterior (25, 9 %).

Así se desprende de la Memoria Anual que se ha presentado esta mañana en la sede central por parte del presidente ejecutivo de la entidad, Jesús Mullor; el presidente de las fundaciones de PHB, Bartomeu Català; y la directora de la Comunidad Terapéutica Casa Oberta, Mercé Pellicer, quienes han dado a conocer sobre todo el impacto que ha podido tener la COVID-19 en las comunidades terapéuticas para los usuarios.

Uno de los datos destacados es que , aunque el número de nuevos ingresos fue ligeramente inferior, la media de personas atendidas por día en 2020 superó los datos de 2019. Así, se atendió a un total de 577 usuarios diariamente en lugar de las 541,6 el año anterior. «Una de las razones es que ha habido una mayor estabilidad y adherencia general en los tratamientos por el gran esfuerzo personal que se hizo en el año pandémico en Projecte Home», ha resaltado el presidente, Jesús Mullor.

Por otra parte, ha destacado que los usuarios que piden ayuda a Projecte Home son considerados «un colectivo vulnerable» y que, precisamente en 2020, esta situación se intesificó . El 58, 4 % de las personas que ingresaron en los centros terapéuticos no disponían de un trabajo laboral, frente al 52, 7 % en 2019.

El 20 % de las personas atendidas fueron mujeres, es decir, un incremento del 0, 5 % con respecto al ejercicio anterior. La isla de Mallorca fue la que más concentró las demandas de atención terapéutica, en concreto en un 83, 9 por ciento.

El presidente también ha señalado que no ha habido «ningún positivo entre los usuarios de programas residenciales pero sí que 19 personas, entre trabajadores y personas atendidas tuvieron COVID-19». Y solo una tuvo que ser ingresada en un centro hospitalario.

«Me gustaría decir que ha bajado la demanda en conjunto, que se han empezado a cerrar dispositivos, porque nuestro objetivo no es crecer. Projecte Home está al servicio de la gente que necesita nuestra ayuda. Pero ahora la realidad es que estamos abriendo más dispositivos y la demanda incrementa», ha reflexionado el presidente, Jesús Mullor sobre la situación de la ONG con respecto a la evolución de las personas atendidas durante más de 30 años.

En consonancia, ha recordado que la media de éxito es del 35 % en el conjunto de los programas. Sin embargo, ha hecho hincapié en que «de las personas que finalizan el proceso en tres años y se mantienen en abstinencia hablamos de alrededor del 82 %».