El turismo británico es el predominante en Magaluf. | T. Ayuga

6

La vicepresidenta ejecutiva de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca (FEHM), María José Aguiló, ha celebrado este jueves la decisión de Reino Unido de incluir a Baleares en su lista verde de viajes, si bien ha pedido «hacer las cosas con mesura y responsabilidad» para mantener el control de la pandemia en el destino.

Aguiló ha asegurado que el anuncio del Gobierno británico es «una muy buena noticia» para Mallorca, ya que permitirá reactivar los negocios en las zonas en las que se trabaja de forma más intensiva este mercado --y otras en las que convive con otras nacionalidades--.

Según la FEHM, esto va a posibilitar «reanudar la actividad, reabrir hoteles y reactivar la contratación».

Aguiló ha recordado que Mallorca es uno de los destinos favoritos de los británicos, un destino que «conocen perfectamente» y con su «producto turístico intacto», por lo que en las Islas estaban «esperando desde hacía semanas esta noticia».

Con todo, la federación ha pedido que, ante «todo el esfuerzo que se ha hecho», ahora se actúe «con mesura y responsabilidad por parte de todos», preparándose para «acoger el fuerte incremento de viajeros» previsto «con seguridad».

La FEHM ha insistido en la importancia de que Reino Unido, igual que otros turistas, presenten a su llegada una prueba negativa de COVID-19, una petición que ya ha trasladado el Govern balear al Estado.

Los hoteleros han pedido también que el aeropuerto «se adapte» para recibir el aumento del flujo de viajeros. «Esperamos que todas estas variables se organicen lo antes posible», ha dicho Aguiló.