La llegada de extranjeros compensó el crecimiento vegetativo, que se acercó a cero. | Jaume Morey

25

Balears perdió el año pasado población española. La pandemia sanitaria y la crisis económica derivada del parón de la economía hizo que 2.106 peninsulares volvieran a sus comunidades de origen o a otras regiones. La caída en el número de españoles se compensó con el aumento en la llegada de ciudadanos procedentes del extranjero: a 1 de enero de 2021 vivían en las islas 10.050 extranjeros más que hace un año.
El Instituto Nacional de Estadística (INE) publicó ayer los datos de población a 1 de enero de este año y la constatación es que, pese a todo, Balears sigue siendo una comunidad que atrae inmigración. En las islas vivían en esa fecha 1.219.423 personas, lo que supone un aumento de 8.698 habitantes.

El mayor aumento

La cifra es mínima comparada con la de otros años, pero es relevante ya que Balears vuelve a ser de nuevo el territorio con un mayor aumento de población. Fue solo del 0,72 por ciento, pero la media española se situó en el 0,13 por ciento y cinco comunidades autónomas perdieron población: País Vasco, Galicia, Extremadura, Asturias y Castilla y León.

El términos relativos, la población de Balears aumentó en siete por cada 1.000 habitantes, cuando en los dos años previos a la pandemia el crecimiento fue de 18 por cada 1.000 habitantes.

Los datos publicados por el INE sobre las migraciones interiores son muy significativos por lo que respecta a la emigración de españoles a otras comunidades. Además de Balears, perdieron población española las comunidades que se consideran más dinámicas en lo económico: Catalunya, Madrid, País Vasco y Canarias.

En Balears residen 888.076 ciudadanos nacidos en España y 331.347 nacidos en el extranjero, si bien muchos de ellos tienen la nacionalidad española. De los extranjeros, 140.156 han nacido en algún país de Europa y otros 112.345 lo han hecho en algún país de Sudamérica. Hay 40.588 residentes en las islas que han nacido en un país africano, otros 17.367 lo han hecho en Asia, 15.967 nacieron en Centro América y 4.213 en América del Norte. En 2020 hubo un aumento de 4.492 personas que llegaron de Sudamérica y otros 2.478 nuevos residentes lo hicieron desde un país europeo.