Las nubes irán ganando protagonismo. | Javier Furones

4

Una DANA se situará el viernes y el sábado en el oeste de la Península, y provocará un notable descenso de las temperaturas y chubascos tormentosos que pueden ser muy intensos y estar acompañados de granizo en amplias zonas de la Península hasta el domingo.La Aemet ha activado alerta naranja por lluvias en muchas áreas, especialmente de la mitad norte peninsular.

La delegada de la Aemet en Baleares, María José Guerrero, ha avanzado que Mallorca estará dentro del radio de acción de la DANA, que dejará el sábado y el domingo lluvias débiles con barro; también habrá sensación de bochorno.

Para este viernes se prevén cielos poco nubosos con intervalos de nubes altas. Las temperaturas nocturnas bajarán y oscilarán entre los 18º-22º; en los puntos en los que no se baje de los 20º las noches seguirán siendo tropicales. Las temperaturas diurnas experimentarán pocos cambios en el sur y bajarán en el norte de la Isla; se mantendrán en una horquilla de 28º-34. Lo normal en esta época del año son 26º, por lo que serán más elevadas de lo habitual. El viento soplará del suroeste, en general flojo, tendiendo por la tarde a este.

Este sábado habrá nubes medias y altas, sin descartar alguna precipitación débil aislada acompañada de barro. Las temperaturas nocturnas subirán y rondarán entre los 19º-24º. La diurnas se mantendrán con pocos cambios o en ascenso en el este de la Isla; oscilarán entre los 28º-34º. El viento soplará flojo variable, tendiendo a partir de la tarde a suroeste.


El pronóstico de la Aemet para este domingo anuncia nubes medias y altas, sin descartar alguna precipitación débil aislada acompañada de barro. No obstante, a partir de la mañana tenderá a cielo poco nuboso con intervalos de nubes altas. Las temperaturas nocturnas experimentarán pocos cambios (entre 18º-23º) y las diurnas bajarán; no se prevé que se superen los 28º-32º. El viento soplará del suroeste.