Los jóvenes están sufriendo mucho las consecuencias de la pandemia. | Pixabay

16

Las tentativas de suicidio se han incrementado entre un 25 y un 30 %, aproximadamente, entre niños y adolescentes en Baleares debido a la pandemia de la COVID-19. La responsable del Observatorio del Suicidio de Baleares, Nicole Haber, ha explicado que esto se debe a que «los niños y jóvenes están sufriendo mucho los efectos de la pandemia, por su propia situación y las de sus familias». En el primer caso, argumenta que los menores tienen menos recursos para poder gestionar estos problemas. Respecto a sus familias, estas tienen más problemas y más preocupaciones económicas. Se trata de «un efecto rebote del malestar de los adultos. Las familias están sufriendo y no pueden dedicar a sus hijos tanto tiempo».

En este sentido, ha destacado que es muy importante que los padres tengan en cuenta la irritabilidad de sus hijos: las salidas de tono, las malas contestaciones, los portazos... «No se deben confundir con la adolescencia», advierte. Además, aclara que el primer síntoma de la depresión infantojuvenil no es estar triste sino la irritabilidad.

Haber también ha destacado que ha bajado la edad a la que se producen las tentativas de suicidio: si antes de la pandemia solían darse a partir de los 14 años, ahora ya lo hacen a los 7-8 años.

Más de 120 ingresos en 2020

La responsable del Observatorio del Suicidio de Baleares ha informado que en 2020 ingresaron unos 120 niños y jóvenes, con edades comprendidas entre los 7 y los 29 años, por tentativas graves de suicidio. En este punto, ha precisado que sólo se hospitalizan el 10 % de los casos en niños y jóvenes, ya que sus padres intentan ayudarlos en casa. Se desconocen cuántas personas se suicidaron en 2020 en las Islas porque aún no se han publicado las estadísticas.

Noticias relacionadas

Haber ha añadido que también se han detectado un incremento de otros problemas de conducta, como los derivados de los problemas de la alimentación.

Hasta el momento no se ha revelado un incremento de tentativas de suicidio en los adultos, pero se prevé que también lo haya.

¿Cómo prevenirlo?

Con la finalidad de prevenir los suicidios en los niños y jóvenes, Salud Mental está dando formación en los centros escolares. «Se trata de proporcionar información y herramientas a los profesionales implicados que les ayude a detectar y hacer un primer abordaje da la situación en el caso de sospecha de conducta suicida en un menor», expone Haber.

Nicole Haber impartiendo una charla en un centro educativo
Nicole Haber, impartiendo una charla en un centro educativo.

Además, destaca que el pasado 26 de marzo se presentaron la 'Guía para la prevención y el primer abordaje de la conducta suicida en los centros educativos' y el 'Protocolo de actuación en caso de riesgo autolítico detectado en los centros educativos' de Baleares.

También se ha puesto en marcha el programa CoorEducaSalutMental para enlazar y coordinar salud mental, atención primaria y educación, integrado por una enfermera especialista en salud mental y técnicos de la Conselleria d’Educació i Formació Professional.