La mayor dificultad la plantea la vacunación con AstraZeneca. | Víctor Lerena

38

«Con la vacunación de la franja de las personas de 60 a 69 años tenemos margen de mejora, lo reconocemos, estamos debajo de la media». Patricia Gómez admitió flaquezas en una campaña que defendió en una comparecencia, ayer, en la comisión de Salud del Parlament. Apenas un 83,3 % de la población de sesenta años se ha vacunado pero «hay gente a la que hemos llamado cuatro y cinco veces hasta que nos han dicho, por desconfianza a esta vacuna (AstraZeneca), que les dejemos de insistir, que cuando puedan optar a otra se inmunizarán», explicó. Sin embargo, «es el grupo que más preocupa porque pueden ingresar en una UCI, o morir», insistió.

Gómez explicó ante los diputados que ya se ha vacunado al 100 % de los mayores de 80 años y al 95 % del colectivo de 70. Insistió en que tras la gestión de la campaña «hay cientos de personas», para explicar que la logística no es fácil y anunció que «en el mes de junio Balears recibirá 411.200 vacunas».

La mayor dificultad la plantea la vacunación con AstraZeneca. Por un lado, a partir del 16 de junio hay que empezar a poner segundas dosis a las 53.000 personas de entre 60 y 69 años ya vacunadas. Por el otro, hay que repescar a los profesionales esenciales, menores de 60, que esperan completar su pauta y 32.533 de ellos, han pedido hacerlo con el suero de la farmacéutica de Oxford.

«Muchas comunidades han dicho que no tendrán dosis», advirtió Gómez. «Nosotros guardamos 56.000 y con el envío de junio tendremos el stock necesario y eso es un ejercicio de previsión», destacó.

Noticias relacionadas