Este dinero se dividirá en cinco convocatorias diferentes.

1

El Govern balear, el Consell y el Ajuntament de Palma destinarán 11.503.644 euros a ayudas económicas directas a diversos sectores a fin de contribuir a las paliar las restricciones motivadas por la pandemia. La presidenta del Ejecutivo autonómico, Francina Armengol; la presidenta del Consell, Catalina Cladera, y el alcalde de Palma, José Hila, han firmado este martes el convenio de colaboración por los que cada una de estas administraciones aporta 3.834.548,82 euros.

Este dinero se dividirá en cinco convocatorias diferentes. La primera de ellas será de 7,8 millones y se destinará a sectores económicos afectados por la crisis de la COVID-19 para paliar su situación económica y garantizar su sostenimiento. En concreto podrán pedirlas los sectores del comercio, alimentación, alojamiento, agencias de viajes, educación e investigación, almacenes, tintorerías, peluquerías y salones de belleza, parques de recreo, ferias y organizaciones de congresos, así como recintos feriales.

Esta convocatoria será gestionada por el Consell y las solicitudes se deberán presentar de forma online a través de la plataforma www.ajutsmallorca.com. En concreto, se concederán ayudas directas a personas físicas y jurídicas que desarrollan su actividad en Palma con menos de 20 trabajadores de media anual, computando los diferentes centros de trabajo, y una facturación en 2019 inferior a un millón de euros, siempre que esta facturación haya disminuido en 2020 en más de un 20 %. En el caso de hoteles, moteles, hostales, pensiones y hoteles-apartamentos podrán pedir la ayuda con una plantilla máxima de 50 empleados. Las ayudas del Consell, que serán las primeras en llegar, se podrán solicitar a partir miércoles 16 junio y se harán efectivas entre dos y tres semanas después.

La ayuda de esta primera convocatoria será de 2.000 euros por centro de trabajo o establecimiento, con un máximo de dos locales por beneficiario (osea, un máximo de 4.000 euros). Las ayudas son compatibles con la percepción de cualquier otra subvención procedente de entidades del sector público o privado.

Palma será uno de los 22 municipios de la Isla en los que el Consell gestionará estas ayudas provenientes del fondo mixto de las tres instituciones. Otros 28 ayuntamientos convocarán y tramitarán sus ayudas de forma directa.

Las cuatro convocatorias restantes las gestionará el Consistorio palmesano y sus ayudas se destinarán a comercios, autónomos y sector de la restauración. PalmaActiva gestionará 2,6 millones de euros; Cultura, 600.000 euros; Participació Ciutadana, 210.000 euros y Mobilitat, 840.000 euros para el sector del taxi. Los 3,8 millones que aportará Cort se verán reforzados por 400.000 euros más del presupuesto propio, por lo que en total se otorgarán ayudas por un valor de 4,2 millones.

Armengol ha destacado que «este convenio es una nueva demostración de que a través del diálogo, la búsqueda de entendimiento y la lealtad institucional se pueden conseguir muchas cosas» y ha recordado que esta colaboración «ya está en marcha con muchos otros municipios de las Islas».

Por su parte, Cladera, ha resaltado que desde el Consell «se ponen a disposición del Ajuntament de Palma la agilidad y la eficacia de nuestra gestión de las ayudas económicas». Ahora mismo, ha añadido, «ya se tramitan ayudas directas para los sectores económicos de 19 municipios y Palma será el vigésimo, porque hemos demostrado que podemos dar una respuesta potente, ágil y rápida, que es lo que la ciudadanía reclama».

Por último, el alcalde ha puesto en valor la importancia de este convenio para Palma. «Las principales instituciones nos hemos unidos para dar la mejor de las respuestas a la ciudadanía. El objetivo es común: ayudar a los sectores económicos más afectados por la crisis provocada por la COVID-19».