Los principales fabricantes de camiones pactaron los precios durante años. | Xavier Duran Herrera

4

La Audiencia Provincial da luz verde a la reclamación conjunta de diez empresas de Mallorca contra las principales fabricantes europeas de camiones por pactar durante años los precios de sus vehículos. La resolución de la Sección Quinta permite así una gran demanda de transportistas, empresas de limpieza, hormigones o carburantes contra el conocido como ‘cartel de camiones’. En 2016, la Comisión Europea sancionó a Daimler, Volvo, Iveco, Man Trucks y DAF por infringir las normas sobre libre competencia de la Unión. Les impuso una multa de tres mil millones de euros por incrementar sus precios a los consumidores de forma pactada durante años.

Tras esta multa se han acumulado las reclamaciones judiciales contra estas empresas. Cada propietario de un camión de estas firmas puede plantear una reclamación por el sobrecoste que tuvo que abonar por el vehículo.

El auto de la Audiencia es uno de los primeros en los que se permite acumular las acciones tanto por parte de los transportistas como hacia todas las empresas del cartel. Revoca una decisión del Juzgado de lo Mercantil de Palma que imponía que actuaran cada uno por separado. Entiende que existe un nexo común en todas las reclamaciones, lo que permite que se resuelvan en un mismo proceso.

Los juzgados de Palma tramitan otras demandas similares. En toda España se calcula que hay más de 100.000 afectados: desde autónomos a grandes empresas de transporte. Las indemnizaciones por el sobreprecio, según los cálculos de algunos expertos, pueden rondar los 16.000 euros de media.