En su última temporada operativa, el Servei de Neteja del Litoral recogió 66,2 toneladas de residuos en el Mar Balear. Prácticamente la mitad eran plásticos. | GOIB

1

El Servei de Neteja Litoral, dependiente de la Conselleria de Medi Ambient i Territori, inició este martes su temporada de verano con un total de 22 embarcaciones, después de que en el estío del año pasado no pudiese funcionar por complicaciones en el proceso de licitación.

El servicio incorpora 17 embarcaciones del tipo Virot (operan en playas y primera línea de la costa) y 5 del tipo Pelícan (operan en el litoral, pero en aguas más alejadas de la costa).

El conseller de Medi Ambient i Territori, Miquel Mir y el gerente y el secretario general de la empresa pública Abaqua, Guillem Rosselló y Juan Calvo, respectivamente, presentaron ayer en Sant Antoni de Portmany (Eivissa) el nuevo modelo de servicio, con una mayor apuesta por las barcas Pelícan «porque las estadísticas nos muestran que se recoge más plástico a unas tres millas de la primera línea de costa».

Concretamente, el 65,82 % de los residuos recogidos por las Pelícan en la temporada de 2019 fueron plásticos, mientras que para las Virot fueron el 46,68 %. Las Pelícan son más grandes, rápidas y tienen mayor capacidad de recorrido y recogida que las Virot.

Las 22 embarcaciones recorrerán el litoral de todas las Islas hasta el 30 de septiembre, distribuidas en 10 en Mallorca, 5 en Eivissa, 5 en Menorca y 2 en Formentera. Realmente, el servicio está operativo desde el pasado 1 de octubre, pero con sólo una embarcación por isla.

El conseller Mir expresó su confianza en que el nuevo modelo, con una vigencia de dos años renovables, «sea más eficiente y ofrezca mejores resultados a la hora de retirar plásticos del mar, que ponen en peligro hábitats y especies, además de suponer una molestia para los bañistas. La ciudadanía debe contribuir reduciendo al máximo el consumo de plásticos, en línea con lo que marca la Llei de Residus».