El Govern refuerza la vigilancia para impedir los botellones. | CNP

10

El fin del toque de queda preocupa al Govern, que ya ha anunciado que reforzará los controles policiales para evitar que haya concentraciones masivas y, sobre todo, los temidos botellones que se están viendo estos fines de semana en ciudades como Madrid y Barcelona. El portavoz del Govern, Iago Negueruela, aseguró que la Conselleria de Presidència ya está trabajando con Delegación del Gobierno y la Felib para preparar el operativo y evitar las posibles concentraciones no autorizadas.

El toque de queda finaliza a las 00.00 horas del domingo, lo que significa que la noche del sábado ya se podrá circular libremente por la Comunitat. Hay temor a que el cierre de los bares y restaurantes a las 23.00 horas derive en botellones entre el colectivo más joven. Negueruela explicó que el Govern dará detalles del operativo y recordó que siempre que ha habido cambios en las restricciones, con cierta relajación de las medidas, se han incrementado los controles en coordinación con otras administraciones.

El conseller no quiso dar detalles de las medidas que se propondrán a la Mesa de Diálogo Social para continuar con la desescalada en la hostelería y en otras sectores, como el ocio infantil o la cultura. «No nos podemos permitir ni un paso atrás; preferimos seguir con una desescalada prudente», señaló Negueruela. Recordó que la apertura provocó un aumento de los contagios en otros territorios e insistió en que algunas mutaciones del virus, como la británica, son mucho más contagiosas.

La vacunación

«Ahora tenemos un buen control, que va en paralelo al proceso de vacunación masivo», dijo el conseller. De hecho, entre las razones oficiales para pedir que no siga el toque de queda, el portavoz señaló que la decisión se toma «gracias a a buena evolución de la situación epidemiológica de la Comunitat y a la progresión del proceso de vacunación».

En estos momentos, el 40 por ciento de la población de las islas ha recibido al menos una dosis, que ya genera una inmunidad relevante, según el Ejecutivo. Esta semana está previsto que se inoculen más de 100.000 dosis, la mayor cifra vista hasta la fecha. «Estamos en la última fase de la apertura progresiva» ha dicho el conseller.

«Una persona podrá hacer a partir de ahora prácticamente lo mismo que antes de la pandemia», dijo el conseller, si bien señaló que se mantienen ciertas limitaciones en las reuniones sociales y familiares y en la obligación de llevar mascarilla. «Si seguimos en este proceso, podremos mantener abierta la actividad económica porque ahora estamos viendo los buenos resultados de este proceso», añadió.

Ocio nocturno

Una de las actividades que permanece cerrada por ahora es la del ocio nocturno, pero el conseller precisó que este cierre es igual en toda España. Pese a ello, sí señaló que se está trabajando en la posibilidad de hacer «experiencias en este ámbito» y añadió que lo importante es ver cómo se hace todo el proceso una vez que se decida la apertura. «Estamos trabajando con el sector en Eivissa», añadió.

El conseller insistió en que los buenos datos sanitarios están permitiendo que haya una apertura de la actividad económica y enfatizó el hecho de que Balears es uno de los pocos destinos del Mediterráneo que está recibiendo turismo. «Estamos abiertos a media Europa», dijo.

El Govern confía en que el Reino Unido distinga a las islas de los territorios peninsulares cuando decida a qué territorios se podrá volar sin pasar después una cuarentena. Insistió en que el Govern está en contacto permanente con el Gobierno de España para que se haga esta distinción y pueda llegar a las islas turismo inglés, muy importante en Menorca y Eivissa. «Pocos destinos del Mediterráneo están abiertos a los países centroeuropeos y todos nuestros competidores, como Turquía, Túnez y parte de Grecia, están cerrados», afirmó. Para Negueruela, lo más importante en estos momentos es mantener la situación sanitaria y epidemiológica controlada.

LAS CLAVES

Adiós al toque de queda y al aforo limitado en los lugares de culto

El domingo a las 00.00 horas deja de estar en vigor el toque de queda, por lo que la noche del sábado al domingo se podrá circular libremente por la calle. A partir del domingo se elimina también la limitación de aforo al 50 por ciento para los lugares de culto.

Continuará el control de antígenos y PCR en los puertos y aeropuertos

El Govern ha pedido mantener los controles de PCR o antígenos en puertos y aeropuertos para los viajeros de otras comunidades. Quedarán exentos quienes ya estén vacunados o hayan pasado la enfermedad y las comunidades con una incidencia inferior a 60 casos.

Limitadas las reuniones sociales: 15 personas en el exterior y 10 dentro

El Govern también ha pedido que las reuniones sociales queden limitadas y que haya un máximo de 15 personas en el exterior y de 10 en el interior. El límite fijado en la actualidad es de 8 personas en los espacios exteriores y de 6 en el interior de los domicilios.