Previous Next
3

Popular, progresista y abierta. La barriada de Santa Catalina encarnaba estos principios, liderados por el añorado Montepío del Arrabal, una entidad que se hizo fuerte en el barrio. El museu Krekovic acoge la exposición Montepío del Arrabal. L’associacionisme obrer, la societat de socors mutus, que recorre la historia de esta sociedad.

En 1894 nació como entidad mutualista que atendía a los trabajadores cuando aún no existía la Seguridad Social, una manera de paliar las carencias de las clases populares. Fue un ejemplo de asociacionismo obrero que arrancó en 1894 y que culminó en 2018 convertido en club social.

El Orfeó de la entidad en 1931.

La muestra ha estado comisariada por Albert Herranz y Catalina Martorell, en colaboración con el Arxiu General del Consell de Mallorca, depositario de los fondos del Montepío del Arrabal tras su disolución. Fotografías, documentos, mobiliario, carteles y objetos originales de esta entidad reflejan también la historia de la barriada.

Según Martorell, «a finales del siglo XIX no había Seguridad Social y el Montepío cubría al obrero en caso de enfermedad, accidente laboral o fallecimiento». El esplendor de esta entidad tiene explicación: Santa Catalina, arrabal antes que barrio, se convirtió en la primera zona industrial de Palma, donde se producían accidentes laborales o se desataban epidemias como la lepra (1865) o la fiebre amarilla (1870).

Molinos de Es Jonquet.

Industrial

«Con fábricas de calzado, textil, hielo o harina, en 1882 Santa Catalina tenía 6.000 habitantes y ningún equipamiento sanitario», explica Martorell. El fuerte movimiento asociativo obrero se cristaliza en el Montepío, entre otras sociedades de socorros mutuos. La gripe de 1918 causó muchas bajas y un problema en las cuentas en la entidad, que en los años 20 comienza a celebrar banquetes y bailes. Hubo un momento en el que alcanzó los 1.100 socios, pero cerró con apenas media docena de veteranos. «No hubo relevo generacional», dice Martorell.

La exposición permanecerá en el Krekovic hasta el 30 de septiembre y el próximo sábado, a las 10.30 horas, se llevará a cabo una visita guiada al monolito que homenajea al Montepío en la calle Fábrica, previa inscripción en exposiciomontepiodelarraval@gmail.com.