Eugenia Carandell.

11

Anoten los interesados: a partir del próximo lunes 10 de mayo, a las 15 horas, la web Bitcita para vacunarse abrirá unas 20.000 horas destinadas a la población nacida entre los años 1962 y 1966.

A esta nueva franja de edad de 55 a 59 años se les pondrá, de momento, la vacuna de Pfizer o Moderna y tendrán que pedir cita online en alguno de los centros masivos habilitados en las Islas, los también llamados vacunódromos, a partir del miércoles. Cuando se terminen las horas disponibles, el sistema avisará de que la agenda está completa y habrá que esperar a la semana siguiente, porque las autoridades insisten en que nadie que lo desee se quedará sin vacunar.

La campaña de inmunización avanza a un nuevo ritmo gracias a la llegada de cerca de 80.000 dosis a la semana que, de media, se espera para todo este mes de mayo. Y se especifica el «de media», porque la semana que vienen se recibirán 41.530 vacunas, la mitad que en ésta, aunque se compensará con envíos más masivos posteriores. Pero que estas especificidades no empañen la realidad de este mes de mayo cuando, ya es palpable, se ha triplicado la vacunación diaria que se hacía hasta ahora. «El proceso se ha acelerado extraordinariamente gracias a la cantidad de vacunas recibidas», inició este viernes una comparecencia ante la prensa la coordinadora de la campaña, Eugenia Carandell.

En la semana de vacunación que va del 5 al 11 de mayo (empiezan los miércoles, tras recibir las dosis) hasta 18.477 personas de entre 60 y 69 años han pedido hora a través de BitCita.

Noticias relacionadas

Por otra parte se ha dado por terminado el grupo de 70 a 79 años y a partir de ahora todas aquellas personas residentes y empadronadas de más de 70 años que no se hayan inmunizado y quieran hacerlo, pueden llamar al 971211998.

En paralelo, esta semana muchos centros de salud que ya habían terminado de llamar a su población afiliada de los grupos de edad que había en marcha, «tenían orden de seguir bajando», por eso muchos han citado a gente de 59 o 58 años.

La instrucción es poner todas las dosis que les llegan aunque no tiene por qué ser un orden correlativo en todos los centros de salud. Desde el lunes este sistema se transfiere definitivamente a los centros de vacunación masiva.

Antes de abrir las agendas, Salut vuelca los datos del padrón correspondientes a la franja de edad afectada. De esta manera cuando pasado mañana se ofrezcan las citas, la base de datos de BitCita ya tendrá registrados a quienes pueden apuntarse.

«Se va por bloques de edad», aclaró Carandell. Es decir, los de 59 años no tendrán prioridad sobre las de 55 ya que «si fuéramos de año en año podría haber retrasos de gente y no queremos perder citas de inscripción», añadió.

La responsable de la campaña de vacunación auguró que este grupo «podría estar en una o dos semanas», si bien «a finales de mayo podemos tener a los mayores de 50 con al menos una dosis», se atrevió a augurar.

Vacunar a todo el mundo «depende de muchos factores», sobre todo de la disponibilidad de la gente ahora que llegan las dosis suficientes. Aún así, «sin ningún género de dudas en junio habremos empezado con los de 49 años», sentenció.

«Tenemos abierto 365 días, 24 horas, no pararemos en agosto, y si salen los ensayos en adolescentes y niños seguiremos con ellos, siempre ofreciendo repescas de los grupos anteriores», explicó una Eugenia Carandell que se mostró muy optimista con los nuevos derroteros que está tomando la campaña.