El rapero Pablo Hásel en el MUR Festival de Felanitx (Mallorca), celebrado en octubre de 2019. | Laura Becerra

5

El rapero Pablo Hasél se ha acogido este miércoles a su derecho a no declarar ante el Juzgado de instrucción número 2 de Manacor, en el que había sido citado por presuntamente quemar una bandera española en el MUR Festival de Felanitx (Mallorca), celebrado en octubre de 2019.

Hasél, encarcelado en la prisión de Lleida desde el pasado febrero como responsable de un delito de enaltecimiento del terrorismo, estaba citado a declarar este miércoles por videoconferencia.

El presidente de Vox en Baleares, Jorge Campos, denunció la quema de la bandera española por parte del rapero ante la Fiscalía de Baleares, organismo que posteriormente presentó una denuncia por un presunto delito de odio.

Noticias relacionadas

De acuerdo con la denuncia del partido, Hasél quemó la bandera de España ante más de 1.000 asistentes a un concierto del MUR Festival, celebrado en la localidad mallorquina de Felanitx el 12 de octubre de 2019.

La querella recoge que, antes de quemar la bandera, el rapero dijo: «Voy a quemar esta odiosa bandera, esta bandera sólo representa los intereses de la oligarquía fascista. Muerte al Estado fascista, viva la república popular».

Según la formación, estos hechos promueven e incitan indirectamente al odio, la discriminación y la violencia contra España.

Tras el concierto, se produjo un asalto al puesto auxiliar de la Guardia Civil en el municipio de Sineu, que derivó en «cuantiosos» destrozos en el mobiliario y en el vehículo del instituto armado, unos actos que la Fiscalía conecta con lo sucedido durante el concierto.