Jaume Far. | M. À. Cañellas

11

El director de la Oficina Anticorrupción de las Islas Baleares (OAIB), Jaume Far, ha aseverado este viernes que «el principio de integridad nos incumbe a todos los ciudadanos», también a los miembros y altos cargos del Govern balear.

Far ha subrayado que es «importante» la imagen pública que ofrecen a los ciudadanos los cargos elegidos y ha puesto como ejemplo que si cada fin de semana se levantan miles de actas en España a jóvenes por fiestas ilegales que no se pueden celebrar en plena pandemia, también hay que exigir un comportamiento «ético» a los cargos públicos.

«Si no es así, se crea un caldo de cultivo» y un estado general en la sociedad de que si no se cumplen las normas, «no pasa nada», ha declarado Far en el Parlament balear.

El Govern tiene de plazo hasta el próximo 27 de abril para entregar a la Oficina Anticorrupción el listado de todos los altos cargos de Baleares, unos 1.600, vacunados hasta ahora contra la covid-19.

Noticias relacionadas

Esta oficina quiere saber qué día se pusieron la primera y la segunda dosis y a «qué hora», ha señalado Far, cuya oficina ha abierto una investigación para conocer si se ha respetado el orden de vacunación previsto según el protocolo sanitario, un documento que también ha sido requerido.