La sala de cine aún mantiene las butacas originales y el cartel de ‘Se alquila’ se mezcla con los grafitis urbanos. | JAIME MOREY/PILAR PELLICER

17

El anuncio en Idealista no tardó en saltar a las redes: los cines Lumiere están buscando un nuevo inquilino. El amplio local, de 1.265 metros cuadrados, está tanto a la venta como en alquiler. Su precio de arrendamiento es de 5.000 euros al mes, mientras que el precio de venta asciende a 1,5 millones de euros.

Situado en la Avenida San Fernando, esta antigua sala de cine dispone de «un espacio diáfano con gran altura. Ideal para gran comercio, supermercado, gimnasio, etc...», tal y como reza el anuncio colgado en la conocida web inmobiliaria, que también informa de que se ubica en «una zona de gran crecimiento, rodeada de servicios y con excelente comunicación».

Carácter

Las imágenes del interior del local muestran unas salas por las que ha pasado el tiempo y el abandono ha hecho estragos. Aún se conservan las butacas de la sala de cine y se mantiene el espíritu original del recibidor, que durante muchos años acogió a los cinéfilos que aún disponían de una amplia oferta de salas de cine en el centro de Palma.

Fuentes de la agencia inmobiliaria Mallorca House, que se encarga de su gestión, señalan que «lleva más de diez años cerrado. Hace tiempo que lleva el cartel de ‘Se alquila’ y ha habido muchos interesados. Ahora hemos colgado el anuncio en la web». La expectación no se ha hecho esperar, ya que muestran el interior de este local, cerrado a cal y canto durante lustros. Desde la agencia señalan que incluso se conservan los proyectores.

Se da la circunstancia de que frente a la sala Lumiere se encuentra también cerrado a cal y canto el mercado de Sant Ferràn, que en 2007 cerró sus puertas de manera definitiva. En un principio estaba prevista la instalación de un supermercado, pero al final se frustró la operación.

El auge de los centros comerciales con sala de cine a las afueras de la ciudad abocaron al cierre de múltiples salas del centro. Además de los Lumiere, dijeron adiós las salas Metropolitan, Astoria, Hispania, Lumiere, Rialto, Avenida, Born, Teatro Balear, Teatro Lírico, Lírico Palace, Dorado, Oriental, Versalles, Fantasio, ABC, Moderno, Capitol, Chaplin y, por último, los cines Porto Pi.

Ph15042111-05.jpg
La sala Metropolitan, en Pere Garau, también busca inquilino.

El cine Metropolitan también cuelga el cartel de 'Se alquila'

En 2011 los Multicines Metropolitan apagaron para siempre sus proyectores después de casi 70 años de historia. El cine de Pere Garau, ubicado en la calle Gabriel Llabrés, sonó como posible ubicación de futuros equipamientos municipales. Propiedad de la familia Servera, ahora busca un nuevo inquilino para las instalaciones.