Parrón fue juzgada en 2018 por un delito de injurias a Skibinsky y absuelta. Esa sentencia ya dejaba la puerta abierta a una compensación. | M. À. Cañellas

15

Un juzgado de Primera Instancia de Palma ha condenado a la ex directora insular de Igualtat Nina Parrón a indemnizar por daños morales al líder de los padres separados, Jorge Skibinsky, por acusarle de hacer «apología de terrorismo machista». La sentencia le impone el pago de dos mil euros por daños morales.

Los hechos a los que se remite la sentencia se produjeron a raíz del asesinato de una mujer, Sandra Xue, que fue quemada por su pareja en Alcúdia en 2016. Skibinsky escribió un artículo en un digital y envió un carta al director que fue publicada en Ultima Hora. En ella condenaba los hechos, que tildaba de «deleznables» y de «inadmisibles» a la vez que sostenía que no podía ser considerado un crimen machista sino un suceso pasional. Estas opiniones causaron un gran revuelo y Parrón presentó una denuncia contra Skibinsky en la Fiscalía e hizo una serie de manifestaciones públicas: «Nos parece apología de terrorismo machista», dijo entonces.

El asunto desembocó primero en un procedimiento penal. Parrón fue juzgada por un delito de injurias hacia Skibinsky pero fue absuelta. Aquella sentencia ya indicaba que se había producido un exceso por parte de Parrón, pero consideraba que no tenía la gravedad para justificar una condena penal, sin embargo dejaba la puerta abierta a un proceso civil y es ahora, en esa derivada, donde se produce una condena por intromisión ilegítima en el honor de Skibinsky.

Crítica al demandante

El juez señala sobre el líder de los padres separados que «tiene una percepción errónea»: «No caben medias tintas para hacer frente a la lacra del machismo que contempla a la mujer como un objeto de exclusiva posesión del hombre supeditado a la voluntad de éste». Sin embargo, señala que ese no es el objeto del proceso sino si su honor se ha visto vulnerado por Parrón. Ahí, admite los argumentos de la demanda, presentada por el abogado Guillem Cladera, del Bufete Barceló: «Se excedió en sus críticas al actor, siendo parte de las mismas desproporcionadas al no limitarse a criticar la terminología empleada por el demandante en sus artículos de opinión, vulnerando su derecho al honor».

La sentencia valora por un lado el contenido de las manifestaciones que hizo Parrón en la comparecencia ante los medios de comunicación que hizo ante la Fiscalía y, por otro, los escritos de Skibinsky. La resolución del Juzgado de Primera Instancia 11 de Palma puede ser recurrida .

eduardo luna
Jorge Skibinsky.

Anónimos y carteles difamatorios

La sentencia del Juzgado de Primera Instancia fija la indemnización por daños morales a Skibisky en el máximo que pedía su representación legal porque valora su gran difusición a través de los medios y que provocó «reacciones airosas frente al demandante». Así, recuerda que éste manifiesta haber sufrido llamadas anónimas amenazantes y que se colocaron carteles en la ciudad en los que se le calificaba como el ‘líder de los maltratadores’.