Alrededor de unas 30 personas se han concentrado este sábado en la plaza de España de Palma. | T. Ayuga

39

Unas cuarenta personas se concentraron en la plaza de España para pedir la excarcelación del rapero Pablo Hasél. A la movilización de este sábado, que contaba con autorización de la Delegación del Gobierno, acudió un número considerablemente menor de personas que la organizada hace cerca de un mes. La primera concentración se hizo sin permiso de las autoridades.

Los manifestantes, la mayoría jóvenes, gritaron consignas como: ‘El único desahucio que sea en Marivent’, ‘Libertad presas políticas’ o ‘Libertad de expresión, Valtònyc absolución’.

El acto fue organizado por diversos colectivos sociales como STOP Desahucios o Arran. Un miembro de este último grupo llamado Climent afirmó a los medios de comunicación que «Hasél fue encarcelado por el contenido de sus canciones y por su militancia comunista. La represión no sólo la sufre él y las personas a las que han detenido, sino que tiene la intención de frenar una lucha social por un cambio radical de esta sociedad, en la que si alguien mueve un dedo recibe la represión por parte del Estado».

Climent añadió que «la violencia siempre se subraya cuando se rompe la normalidad; lo que pasa es que la normalidad en la que vivimos es violenta. La respuesta ha sido de autodefensa, no nos dejan otra salida».

Un dispositivo de la Policía Nacional vigiló el acto que terminó a las ocho de la tarde sin incidentes.

Manifestaciones similares tuvieron lugar en diferentes puntos de la Península.