Francina Armengol y Pepe Álvarez al inicio del congreso. | Margalida Ramis

10

El secretario general de UGT, Pepe Álvarez, ha indicado este viernes en Palma que el sindicato no es partidario de la congelación salarial este año, como ocurrió en 2020 en Balears en los sectores de la hostelería y el comercio. Así lo ha indicado poco antes del inicio del congreso del sindicato en las Islas, y en el que se proclamará a Lorenzo Navarro nuevo secretario general, en sustitución de Alejandro Texías.

Álvarez ha recordado que el sindicato seguirá luchando, a nivel estatal, para la derogación de la reforma laboral y la subida del Salario Mínimo Interprofresional (SMI), «que no se aplica en los sectores más afectados por la pandemia». En cuanto al resto de convenios, indicó que se deberá negociar en las respectivas mesas de negociación, si bien el sindicato aboga, en términos generales, por no congelar los salarios. Si bien ha reconocido que Baleares es la comunidad más perjudicada por la pandemia, se ha mostrado convencido de que tendrá una recuperación más rápida que el resto de autonomías cuando se recupere la actividad turística y la movilidad. Consciente de que para ello hay que acelerar el proceso de vacunación, ha reprochado al Gobierno central que espere al miércoles de la próxima semana que retome la vacunación con Astrazeneca.

Noticias relacionadas

La presidenta del Govern, Francina Armengol; la presidenta del Consell, Catalina Cladera; la delegada del Gobierno, Aina Calvo; y el alcalde de Palma, José Hila, asisten a la apertura del congreso. Armengol, por su parte, ha reivindicado y defendido el papel del sindicato en la Mesa del Diálogo Social.